Sport.es Menú

Martens se cita con EE.UU. en la final del Mundial

Holanda se impuso 1-0 a Suecia en la prórroga gracias a un gol de Groenen

La delantera blaugrana no pudo acabar el partido por unas molestias en el pie

Las jugadoras oranje hacen piña tras el gol de Groenen
Las jugadoras oranje hacen piña tras el gol de Groenen | AFP

Tendrá el Barcelona representación en la final del Mundial de Francia después de que Holanda se impusiera a Suecia en la prórroga gracias a un solitario tanto de Groenen. En Lyon estará seguro Van der Gragt y posiblemente también Lieke Martens, a pesar de que la 'The Best' 2017 no pudiera acabar el partido de semifinales por molestias en un pie que le hacen ser duda para el partido de los partidos, que medirá al combinado 'oranje' ante Estados Unidos el próximo domingo.

Alba López

FICHA TÉCNICA

Mundial de Francia

HOL

1-0

SUE

Holanda

Van Veenedaal; Van Lunteren, Van der Gragt, Bloodworth, Van Dongen; Groenen, Van de Donk, Spitse; Beerensteyn (Van de Sanden, 71'), Miedema, Martens (Roord, 46').

Suecia

Lindahl; Glas, Fischer, Sembrandt, Eriksson (Andersson, 111'); Rubensson (Zigiotti, 79'), Asllani, Seger; Jacoksson, Hurtig (Janogy, 79'), Blackstenius (Larsson, 11').

Gol

1-0 M. 99 Groenen.

Árbitro

Marie-Soleil Beaudoin (Canadá). TA: Spitse (84') y Van de Dong (115') / Zigiotti (94').

Incidencias

Parc Olympique Lyonnais. 50.000 espectadores.

La baja de Rolfo por sanción obligó a Peter Gerhardsson, el seleccionador sueco, a modificar su once habitual y dar la alternativa a Hurtig. Las escandinavas perdían 'punch, pero a cambio ganaban la movilidad de la delantera del Linköpings, quien a punto estuvo de armar el taco en el Parc Olympique Lyonnais cuando aún no se habían cumplido los diez primeros minutos de juego. Con un movimiento de cadera plásticamente precioso dejó sentada a su par en línea de fondo, pero se quedó casi sin ángulo para rematar y su disparo acabó manso en las manos de Van Veenedaal.

Por Holanda la dupla formada por Miedema y la blaugrana Martens metía miedo sin llegar a hacer sangre. Le sucedió lo mismo a Suecia, que merodeó con peligro a el área 'oranje' sin suerte en los primeros minutos. Primero, Blackstenius se quedó mano a mano con Van Veenedaal, pero la jugada estaba invalidada por posición antirreglamentaria de la jugadora del Montpellier. Volvió a la carga Suecia en una falta lateral botada con mucha picardía por Eriksson que a punto estuvo de sorprender a la portera holandesa. 

A esas alturas de la película el partido ya era azul y amarillo, y lo sería hasta el descanso. El dinamismo de las futbolistas suecas había cogido por sorpresa a las pupilas de Sarina Wiegman. También la presión que planteó el equipo escandinavo sobre la salida de balón 'oranje'. Todo unido desembocó en la mejor ocasión de toda la primera parte (minuto 36), un remate a la remanguillé desde dentro del área de Jakobsson que sacó Van Veenedaal en una intervención gatuna. La guardavallas estaba siendo la mejor jugadora del encuentro y eso eran muy malas noticias para Holanda.

Parsimoniosa reacción de las de Wiegman

Tras el descanso el panorama no se despejó para las 'leonas'. Suecia, volvió a salir con las garras más afiladas que su rival y rozó el gol a los tres minutos de la reanudación después de un robo de Blackstenius en campo naranja que abortó 'in extremis' Bloodworth tirándose al suelo. Poco después, Fischer estrellaba un balón en el palo. El acoso y derribo de las de Gerhardsson ya era total.

Por si fuera poco, Lieke Martens, además, había tenido que quedarse en vestuarios por problemas en un pie. La estrella blaugrana llevaba varios días sin entrenarse con normalidad con su equipo y recibiendo infiltraciones para hacer remitir el dolor, pero el tratamiento no funcionó y apenas pudo aguantar 45 minutos sobre el terreno de juego. 

Se sobrepuso Holanda a fuerza de coraje en una acción aislada a la salida de un saque de esquina. El balón llegó templadito a Miedema al segundo palo, desde donde la pelotera del Arsenal conectó un soberbio cabezazo. Cuando parecía que el balón se colaba, sin embargo, Lindahl se sacó de la chistera una manopla extraordinaria para desviarlo al larguero. Despertaba la 'Oranje' y nos encaminábamos a la prórroga después del carrusel de cambios que no despejó el panorama para nadie.

El factor Van de Sanden

En el tiempo extra la descarada Van de Sanden cogió el partido por la pechera y generó un boquete con su velocidad por el carril izquierdo escandinavo en defensa. La delantera del Lyon lo hizo todo bien. Sólo le faltó calma y precisión en los últimos metros. Aun así, el duelo viró del lado neerlandés ante una selección sueca a que le empezaba a pasar factura el cansancio y besó la lona en el minuto 99 cuando Groenen recogió un balón en la frontal y superó a la extraordinaria Lindahl con un zambombazo cruzado raso inalcanzable que sirvió para poner el lazo a las semifinales a pesar de los esfuerzos de Suecia en la segunda parte de la prórroga. La vigente campeona de la Eurocopa se medirá a Estados Unidos en la finalísima de Lyon del próximo domingo. Por el bien del fútbol, esperemos que allí puedan estar Martens Rapinoe

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil