El waterpolo y la sincro salvaron el medallero en Gwangju

España cierra el Mundial con un total de cinco metales: dos en waterpolo y tres en artística

La natación dejó una pobre actuación para el combinado nacional con Mireia Belmonte en horas bajas

La catalana Ona Carbonell brilló en Corea con luz propia
La catalana Ona Carbonell brilló en Corea con luz propia | sport

Cristina Moreno

El Mundial de Gwangju bajó el telón ayer en la madrugada coreana tras dos intensas semanas de competición. Unos campeonatos que serán recordados en España por las dos finales de las selecciones masculina y femenina de waterpolo y los éxitos de Ona Carbonell y el equipo de artística

En total, cinco medallas, cuatro de plata y una de bronce para colocarse en la decimosexta plaza del medallero mundialista. En el podio, China, Estados Unidos y Rusia y un sinfín de récords batidos. 

Para olvidar, la actuación española en la natación en línea con una Mireia Belmonte en horas bajas y con los Juegos Olímpicos de Tokio oteando en el horizonte. España se marchó del Aquatics Center de la Universidad de Nambú sin preseas y con el cuarto puesto de JoanLluís Pons en el 400 estilos como mejor posición en el campeonato.

 

Lidón Muñoz, Jessica Vall, Jimena Pérez, África Zamorano, Hugo González y Juan Segura, junto a Belmonte y Pons, conformaron la delegación nacional que se marcha como llegó, con la mochila vacía de medallas. Toca hacer autocrítica.

Ona en el Olimpo 

El mundial comenzó para España de la mejor manera posible. La natación sincronizada, rebautizada aquí como artística, abría el campeonato y llegaban los primeros éxitos. El equipo español, encabezado por Ona Carbonell sumó un total de tres medallas: platas de Ona en el solo técnico  y en el libre; y el bronce en la rutina libre por equipos de la modalidad ‘Highligt’.

Unos triunfos que encumbraron a  la catalana a lo más alto de la lista de los mejores nadadores de la historia, a estela  del gran Michael Phelps. El norteamericano encabeza la tabla de los más laureados en la piscina con 33 metales en mundiales. Por detrás, Ryan Lohte, con 27. La siguiente, Carbonell, con sus 23. “Esto me supera, estoy muy emocionada”, dijo la nadadora tras firmar su gesta. Carbonell fue además quinta en el duo técnico junto a Paula Ramírez y se metió en la final por equipos en la rutina libre donde España acabó sexta, mejorando sensaciones de cara al preolímpico de la próxima primavera. El duo mixto formado por Emma García y Pau Ribes acabó también con buenos resultados siendo quintos en la rutina libre. 

En paralelo a la artística empezaba la competición en aguas abiertas con una nombre propio. Alberto Martínez consiguió su clasificación para los Juegos en las pruebas de 10 y 25 kilómetros.

Triunfo del waterpolo 

Billete olímpico lograron también la selección femenina y masculina de waterpolo. Los dos combinados conseguían meterse en la final del torneo para asegurarse la plaza en Tokio -Estados Unidos e Italia ya la tenían- y de paso volver con la medalla. Era además la primera vez que España metía a sus dos equipos en una semi del Mundial. Histórico. 

Las pupilas de Miki Oca firmaron un campeonato impecable y solo pudieron ser doblegadas por la todopoderosa Estados Unidos en el último partido del campeonato. Los de David Martín cedieron ante Hungría en la fase de grupos para luego imponerse a Serbia y Croacia. En la final, Italia fue superior y dejó a España sin el oro. Con este ben hacer, se puede esperar todo. Tokio espera.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil