Sport.es Menú

España se conjura en pos de la final

El equipo de Scariolo se juega este viernes (10.00 h.) ante Australia clasificarse para la segunda final mundialista 13 años después

El exazulgrana Joe Ingles es una de las piezas de un bloque sólido y con talento que lidera Patty Mills

Los jugadores españoles están plenamente mentalizados en lograr el objetivo
Los jugadores españoles están plenamente mentalizados en lograr el objetivo | EFE

En los Juegos de Rio, España tumbó a Australia ‘in extremis’ en la lucha por la medalla de bronce. Tres años después, ambas selecciones vuelven a cruzar sus caminos. Eso sí, lo que hay en juego hoy es de una envergadura supina: un billete para la final de un Mundial. Sería el segundo para España y el primero para los ‘boomers’.

El equipo de Scariolo ha llegado hasta aquí con una puesta en escena similar al de otros campeonatos: yendo claramente de menos a más y dando un paso adelante en los momentos decisivos (Italia, Serbia y Polonia). Ante un rival, sólido y rocoso, el combinado hispano deberá ser capaz de dar una respuesta física similar. La receta táctica debe ser la conocida: solidez atrás, control del rebote propio y jugar con convicción en ataque. El equilibrio entre el juego exterior e interior será, un día más y aunque suene a evidencia palmaria, vital para poder controlar los biorritmos del choque. 

Ya se ha dado el paso de lograr plaza directa para los Juegos de Tokio. Ahora, el reto de España es volver a una final. La anterior -recordémoslo- fue hace 13 años en Japón. Un Mundial que acabó conquistando el equipo entonces dirigido por Pepu Hernández. Ahora, también en Asía, el colectivo español sueña -de momento- con meterse en esa final. Luego, el destino ya decidirá.

Peligro australiano

¿Qué perfil de  equipo tendrá enfrente la selección española? Un pues un bloque que llega a este choque ante España invicto tras seis triunfos consecutivos. Andrej Lemanis, técnico australiano de origen letón, dirige desde 2013 a un grupo compacto que no ha dejado de crecer en los últimos años. 

Su primer aviso de lo que podían ser capaces fue antes de este Mundial, cuando en un partido amistoso de preparación disputado en Melbourne tumbaron a los Estados Unidos. Ya en China,desde la primera fase, han demostrado una solidez en su juego que les ha permitido superar todos los obstáculos que se les han planteado por el camino.

Su líder y referente es Patty Mills. El base de los San Antonio Spurs dirige con maestría y aporta una media superior a los 22 puntos por partido en este Mundial. Por tanto frenar su voracidad anotadora será uno de los primeros ‘deberes’ para el conjunto hispano. Pero no será este el único foco de atención en un conjunto australiano en el que los ‘legionarios’ NBA tienen un peso específico más que importante..

Este es el muro que deberá escalar la selección española. Si lo logra, la final srá el premio.

Como Matthew Dellavedova, que milita en los Cleveland Cavaliers, aunque también destacan en sus filas el exbarcelonista Joe Ingles, alero de los Utah Jazz, el pívot de los Phoenix Suns Aaron Baynes -compañero de Ricky Rubio la próxima temporada-, o la otra ‘torre ‘del equipo, Andrew Bogut. De todos modos este último ha vivido épocas mejores en su trayectoria NBA y a nivel de rendimiento. Pero pese a que ya no es el de hace unos años su envergadura pueden crear problemas y muchos a los interiores españoles.

Este es el muro que deberá 'escalar' la selección española. Pero vale la pena el esfuerzo porque el premio será la final.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil