Claudio Bravo brilló con luz propia en la final del Mundial de Clubes 2015

La estadística de Claudio Bravo en la final del Mundial de Clubes
La estadística de Claudio Bravo en la final del Mundial de Clubes | Gráfico: MONICA CANO

Toni Frieros

El meta chileno Claudio Bravo no marcó goles, no estuvo entre los tres mejores jugadores del torneo, pero también brilló con luz propia en la final del Mundial de Clubes entre el River Plate y el Barça.

Tocó más balones con el pie que muchos futbolistas de campo y cuando tuvo que intervenir, demostró porqué lo fichó el FC Barcelona. A los 77 minutos, cuando el Barça de Luis Enrique ya doblegaba por 3-0 al conjunto argentino, Bravo despejó a saque de esquina un certero remate de cabeza de Lucas Alario.

Hasta ese instante, River había inquietado poco, pero Bravo siempre se mostró concentrado y atento, como demostró cinco minutos más tarde con una extraordinaria mano a disparo desde fuera del area de Gonzalo Martínez. Una estirada espectacular que puso de manifiesto que el Barça tiene talento en todas las demarcaciones del campo.

Si el FC Barcelona se ha marchado del Mundial de Clubes con su portería a cero ha sido, en gran parte, gracias a las intervenciones de Bravo, que ha hecho lo más difícil para un portero: estar perfecto en los pocos balones que tocó. 

Además, la exhibición de Bravo ha eliminado de raíz el debate que se había abierto antes de echar a rodar el balón en este Mundial de Clubes de Japón, que no era otro si debería haber sido Ter Stegen el portero titular teniendo en cuenta que Bravo defiende la portería azulgrana en la Liga. 

Claudio Bravo ya había jugado el partido de vuelta de la final de la Supercopa de España.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil