El 1x1 del FC Barcelona - Guangzhou

El 1x1 del FC Barcelona - Guangzhou

Los jugadores del Barça celebran uno de los goles de Luis Suárez
Los jugadores del Barça celebran uno de los goles de Luis Suárez | EFE

El FC Barcelona ya está clasificado para la final del Mundial de Clubes en un partido marcado por el tono práctico de sus jugadores, con los destellos de Iniesta y la contundencia de Suárez.

BRAVO - Ágil (8) :  Solo tuvo que intervenir una vez y voló para detener un cabezazo de Elkson solo dos minutos después que Suárez marcara el primer gol. El Guangzhou esperaba tan atrás que ni tan siquiera fue necesario que ayudara con su juego con los pies.

DANI ALVES - Práctico (7) :  Fue un centrocampista más ante la nulidad ofensiva del conjunto chino. No se complicó la vida, evitando dar pases arriesgados que significaran contragolpes. Controló su banda con comodidad y dio fluidez a la circulación de la pelota.

PIQUÉ - Prudente (7) :  El cuerpo le pedía incorporarse mucho más al ataque viendo que no tenía oposición, pero se contuvo para evitar sobresaltos. Organizó el juego desde atrás y estuvo muy serio a nivel defensivo. La paciencia solo se le acabó con la goleada final y buscó el gol con un poco más de ímpetu.

MASCHERANO - Aguerrido (7) :  Aportó el grado de contundencia que necesitaba el equipo para que nadie se relajara. Fue el encargado de cortar los tímidos contragolpes del Guangzhou lanzándose al suelo con contudencia. Marcó la raya para que los chinos no se atrevieran a crecerse.

JORDI ALBA - Profundo (8) :  Se le vio mucho más como extremo que como lateral. Como no tenía trabajo defensivo, se plantó en la zona de tres cuartos combinando con Sergi Roberto e Iniesta. Alargó el campo con sus internadas y estuvo fino en el pase. Tuvo descanso en el último cuarto de hora.

BUSQUETS - Atento (7) :  No era un partido para desgastarse más de la cuenta y el de Badía jugó con mucha inteligencia. Dio velocidad al balón, buscó al jugador libre y contribuyó al dominio abrumador blaugrana. Su función defensiva fue menos exigida que en otras ocasiones.

RAKITIC - Cañonero (7) :  El gol ante el Deportivo le dio confianza y volvió a probar otro trallazo desde fuera del área. Esta vez le salió centrado, aunque el mal rechace del meta chino dejó un remate a placer para el primer tanto de Suárez. El croata se entregó y dio constantes apoyos a sus compañeros con mucha movilidad.

INIESTA - Lúcido (8) :  Festival del jugador manchego. Dio dos balones de oro a Munir para empezar y la asistencia a Suárez para el segundo tanto solo está al alcance de un futbolista con un nivel técnico superlativo. Su clase maravilló al público japonés que lo despidió por la puerta grande.

SERGI ROBERTO - Astuto (7) :  Le tocó jugar en una posición nueva para él esta temporada como es la de falso extremo izquierdo. Su inteligencia táctica habitual le permitió solventar la papeleta con solvencia. Su trabajo sirvió, sobre todo, para generar espacios a sus compañeros y cogió ritmo de cara a la final tras su lesión de tobillo.

MUNIR - Aplicado (6) :  Fue el encargado de sustituir a Messi, quien sufrió un cólico horas antes de inicarse el partido. Cumplió con la consigna de Luis Enrique de moverse por la banda izquierda y buscar diagonales, pero estuvo desacertado en el remate. Forzó el penalti del tercer gol en una acción dudosa. Mejoró en actitud, aunque un delantero del Barça no puede perdonar tanto.

SUÁREZ - Matador (9) :  La primera que tuvo, la envió a la red tras un rechace del portero. En la segunda, se acomodó una asistencia de Iniesta con el pecho para marcar con el exterior del pie con un giro increíble y, en la tercera, transformó con seguridad el penalti. Un 'hat-trick' de un futbolista que asumió la responsabildiad del gol ante la ausencia de Messi y Neymar.

SANDRO - Hambriento (7) :  Dio descanso a Sergi Roberto y demostró que el perfil izquierdo le viene mejor que el derecho, donde ha jugado la mayoría de partidos. Probó dos roscas muy peligrosas que salieron rozando el poste. Tuvo ambición y ganas para conseguir algún gol. Su comportamiento nunca se puede reprochar.

ADRIANO - Firme (6) : El brasileño hizo valer su experiencia para no complicarse. Dio minutos de descanso a Jordi Alba y se mantuvo en el lateral izquierdo sin prodigarse con excursiones ofensivas. 

SAMPER - Recompensado (6) :  Su trabajo en los entrenamientos y la implicación que muestra merecían un premio. Luis Enrique le dio diez minutos para que el domingo pueda sentirse, probablemente, como un campéon del mundo más.

LUIS ENRIQUE - Enérgico (7) :  Abrigado hasta las cejas, el asturiano vivió el partido como si fuera la final. Solucionó la baja de Neymar con Sergi Roberto, para tener más control, y la de Messi, con Munir para tener un acompañante más directo para Suárez. La facilidad del partido le impidió tener que improvisar con cambios tácticos, más allá de dar descanos a intocables como Iniesta o Jordi Alba.