Inglaterra tropieza ante Hungría y aún no saca el billete para Catar

Los de Southgate solo pudieron igualar gracias a Stones el tanto de penalti de Sallai y aplazan su pase matemático

Abraham, que entró de refresco por Kane, tuvo que ser sustituido por lesión. Malas noticias para Jose Mourinho

Inglaterra no estuvo acertada ante Hungría
Inglaterra no estuvo acertada ante Hungría | AFP

Inglaterra falló en su primer ‘match ball’. No parece, eso sí, que el tropiezo contra Hungría (1-1) cambie su destino. Los ‘Three Lions’ tenían la posibilidad de clasificarse matemáticamente para el Mundial de Catar pero cuajaron un discreto partido frente un combinado magiar que sueña con la segunda plaza.

ING

1-1

HUN

Inglaterra

Pickford; Walker, Stones, Mings, Shaw; Foden, Rice, Mount; Sterling (Henderson, 76'), Kane (Abraham, 76' (Watkins, 92')) y Grealish (Saka, 63').

Hungría

Gulácsi; Lang, Nagy, Szalai, Kecskes; Schon (Holender, 68'), Nagy, Nego (Bolla, 92'), Schafer (Vesei, 79'); Sallai (Hahn, 79') y Szoboszlai (Nikolics, 92').

Goles

0-1 M. 24 Sallai (pen.). 1-1 M. 37 Stones.

Árbitro

Hernández Hernández (España). T.A.: Shaw (23') / Schafer (42')y Szoboszlai (90').

Incidencias

Wembley. Unos 80.000 espectadores.

No fue un encuentro rico en cuanto a ocasiones. Inglaterra iba al trantrán uando se encontró con un penalti en contra de la nada. Shaw despejó de forma acrobática en el área pero Nego se anticipó ligeramente y el lateral contactó con el jugador húngaro. Hernández Hernández no dudó en señalar el punto fatídico y Sallai puso en ventaja a los de Marco Rossi.

Tampoco es que Hungría hubiera hecho nada del otro mundo, si bien la ventaja le dio fuerza para afrontar el acoso inglés que se presagiaba. Controló el cuero el equipo de Southgate, sin encontrar la forma de generar peligro. De hecho el empate acabó llegando a balón parado. Grealish la puso con mimo desde la banda y Stones remató en boca de gol.

La igualdad llegó al filo del asueto y en la segunda mitad el guion no varió un ápice. Dominio estéril de los ingleses que generaron llegadas pero prácticamente sin hacer intervenir a Gulácsi. En el tramo final una pérdida de Saka, que sustituyó a Grealish, casi cuesta un disgusto en forma de gol de Holender.

La lesión de Abraham, que también había entrado de refresco, es la peor noticia para Southgate y sobre todo Mourinho, que se puede quedar sin su delantero en la Roma. Ante Albania dentro de un mes llegará el próximo 'match ball' inglés.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil