Brasil empata en el caos de Quito

La Seleçao, con Dani Alves jugando 70 minutos, aguantó el tipo (1-1) ante un Ecuador muy escurridizo

Hubo dos expulsiones tempraneras y el VAR actuó para evitar otra roja y dos penaltis a favor de los ecuatorianos

Resumen, goles y highlights del Ecuador 1 - 1 Brasil de las eliminatorias para el Mundial de Catar | Perform

La Seleçao, sin Neymar Jr. que es su faro, mantuvo su imbatibilidad en las eliminatorias sudamericanas: empató (1-1) en su visita a un combativo Ecuador, ahora mismo una de las selecciones más vistosas de su continente El encuentro en Quito será recordado por la anarquía que imperó en un partido con dos expulsados y el indulto de las imágenes del VAR a una tercera roja y a dos penaltis a favor de los del Pacífico, el último en el minuto 92. El arbitraje fue de juzgado de guardia.

ECU

1-1

BRA

Ecuador

Domínguez, Ángel Preciado (Caicedo, 65'), Félix Torres, Hincapié, Estupiñán, Gruezo (Ayrton Preciado, 65') , Moisés Caicedo (Méndez, 85'), Alan Franco (Galíndez, 17'), Estrada (Carcelén, 85'), Enner Valencia y Plata.

Brasil

Alisson, Émerson Royal, Éder Militao, Thiago Silva, Alex Sandro, Casemiro, Fred, Philippe Coutinho (Dani Alves, 32'), Raphinha (Antony, 62')., Vinicius Jr. (Gabriel Jesus, 62') y Matheus Cunha (Gagibol, 78').

Átbitro

Wilmar Roldán (Colombia). T.A.: Enner Valencia (69') / Émerson Royal (1' y 20'), Alisson (25'), Raphinha (41'), Éder Militao (45+1'). T.R.: Domínguez (14') /Émerson Royal (20'),

Goles

0-1, Casemiro (5'); 1-1, Félix Torres (74').

Incidencias

Estadio Casa Blanca (Quito). Unos 20.000 espectadores.

A Brasil no se le puede conceder (al menos en el contexto sudamericano). Ecuador defendió mal la salida de un córner. Le regalaron un segundo centro a Coutinho que sirvió para el cabeceo de Matheus Cunha... y Casemiro, como si fuera un ‘9’, cazó el balón en el área pequeña. El 0-1 en el minuto 5, lo que era un botín extraordinario para los canarinhos que solo habían encajado cuatro goles en las 13 jornadas anteriores.

Y el partido entró en un espiral de acciones insensatas y absurdas, empezando por la expulsión del portero Domínguez que le clavó los tacos en el cuello del colchonero Cunha en una temeraria acción en la que intentó cortar un contraataque.

La Canarinha ni tuvo tiempo para celebrarlo porque, en el siguiente lance, el exblaugrana Émerson Royal, que había sido amonestado ya en el primer minuto, vio la segunda amarilla cuando trabó a Estrada. La actuación del ahora jugador del Tottenham fue infantil y deplorable, teniendo en cuenta que se está jugando una plaza en el Mundial y que cada partido suyo es un examen casi final. Ahora era un diez contra diez con 70 minutos por delante.

El colegiado Wilmar decidió alimentar y acelerar el caos. Le sacó una roja directa a Alisson (era la tercera del partido), que había salido del área para rechazar un balón y había dejado la pierna arriba impactando en la cabeza de Enner Valencia. La expulsión era muy rigurosa y dudosa. Los brasileños, con muchas tablas, presionaron y presionaron, hasta que el árbitro colombiano fue llamado para ver las imágenes en la cabina del VAR… y donde dije rojo digo amarillo.

Tite intentó colocar algo de cordura. Con 0-1, prefirió reconstruir la defensa. Retiró a Philippe Coutinho, que poco o nada había aportado, y dio entada a Dani Alves en el lateral derecho. Brasil abrazó el pragmatismo de cerrarse e intentar aprovechar los espacios con sus tres balas: Vinicius Jr., Raphinha y Matheus Cunha, que jugó el resto del partido con el cuello marcado por la patada recibida. 

EL SHOW DE WILMAR ROLDÁN

Brasil se aferró a la marca para defender el resultado en un segundo tiempo planteado desde el resultadismo. Ecuador, sin complejos, cogió las riendas y se fue en busca del empate en una situación de ataque y gol que perduró durante muchos minutos.

Y Wilmar Roldán, que no tenía la tarde, hizo otro despropósito (no sería el último). Señaló un penalti de Raphinha sobre el escurridizo Estupiñán, que se había zafado del marcaje de Dani Alves. Lo llamaron del VAR y, otra vez, tuvo que dar marcha atrás, lo que solo generó más desconcierto e indignación.

La Seleçao cogió un poco de aire cuando Tite oxigenó el ataque, retiró a sus dos extremos, Vinicius Jr. y Raphinha ambos muy desdibujados, para dar entrada a Gabriel Jesus y a Antony. Sin embargo, en un córner, los de Gustavo Alfaro marcaron con un testarazo de Félix Torres. El final del partido se preveía apoteósico.

Y, en el minuto 92, Wilmar Roldán señaló un penalti sobre Alisson por haber derribado a Ayrton Preciado. Sacó la segunda amarilla al cancerbero del Liverpool, que lo expulsó por segunda vez en el partido ,y señaló un penalti que solo vio él. Tuvo que actuar las imágenes del VAR: le quitaron la segunda amonestación al pobre de Alisson y la pena máxima fue revisada y eliminada. Un arbitraje de chiste, que manchó un partido trascendental ya que Ecuador se juega estar en el Mundial de Catar. Brasil tiene el pasaporte sellado desde hace meses.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil