Sport.es Menú

¡Se rozó el drama en la víspera del decisivo España - Francia!

Unos paneles de LEDs en el Lanxess Arena se precipitaron encima de Aitor Ariño y Rodrigo Corrales

A España solo le vale ganar el sábado ante una Francia (18.00) que ya cuenta con Nikola Karabatic

A Rodrigo Corrales se le cayeron encima unos LEDs
A Rodrigo Corrales se le cayeron encima unos LEDs | RFEBM

Si la derrota del jueves ante Croacia (19-23) complicaba mucho las opciones de los Hispanos en el Mundial de Alemania y Dinamarca, este viernes se ha producido un suceso muy desafortunado en el entrenamiento previo al duelo decisivo de este sábado ante Francia (18.00 horas, Teledeporte).

En el flamante Lanxess Arena de Colonia que acoge desde hace casi una década la Final Four de la Champions de balonmano, se han caído los paneles laterales de LEDs en pleno entrenamiento de los Hispanos.

Y lo han hecho con tan mala suerte que han atrapado al extremo izquierdo azulgrana Aitor Ariño y al meta Rodrigo Corrales (PSG), quien ha resultado bastante afectado en su rodilla izquierda.

Los partes médicos

Juan José Muñoz Benito, doctor de la selección española, explicaba así la situación: "Rodrigo Corrales ha sufrido un fuerte traumatismo. Lo que más me preocupa es que la contusión llega en rotación de rodilla, cuando Rodrigo trata de escapar de la caída del panel de LEDs. Aparentemente el hueso está bien, aunque tiene el hematoma y la abrasión. Esperamos que pueda estar para un partido como el de mañana (sábado), pero estará muy dolorido".

Por contra, Ariño tuvo algo más de suerte que el arquero, ya que en palabras del galeno "simplemente tiene esa abrasión provocada por el desollamiento de la piel".

No obstante, en las próximas horas se realizarán más pruebas a Corrales para determinar el estado exacto de su rodilla izquierda, si bien por el momento se espera que pueda compartir la portería con el azulgrana Gonzalo Pérez de Vargas.

En este sentido, AS asegura que la Federación Española ha contactado ya con Arpad Sterbik por si tuviese que defender la portería española ante Francia.

Por cierto, ¿recuerdan lo que sucedió en el Europeo? Pues que una lesión de Gonzalo Pérez de Vargas provocó la llamada urgente a Sterbik y el hispanoserbio acabó siendo clave para el primer oro europeo de los 'Hispanos'. ¿Se repetirá la historia?

Sin margen de error

España está obligada a ganar los tres encuentros del Grupo II frente a Francia, Alemania y Brasil si quiere depender de sí misma para acceder a las semifinales del Mundial.

Para ello, el primer paso tendría que darlo este sábado a las 18.00 horas frente a una selección gala que defiende el título que conquistó en 2017 y podrá contar con Nikola Karabatic.

Pese a que fue operado en octubre de una lesión en un dedo del pie izquierdo y el pronóstico inicial apuntaba a una baja de cuatro a seis meses, el exblaugrana debutó ante Rusia el pasado jueves y en principio estará contra España.

Karabatic, otra amenaza

Karabatic disputó los últimos 26 minutos de partido y, pese a fallar sus tres lanzamientos, fue importante en la remontada ante la ciclotímica Rusia en un duelo intrascendente (23-22).

A sus 34 años, Karabatic es el mejor jugador del planeta en la presente década y su presencia añade aún más dificultades a las opciones de una selección española que lo tiene realmente crudo.

"Ya hemos pasado otras veces por este tipo de situaciones y lo hemos sacado adelante como equipo. Evidentemente, aún tenemos opciones de pasar a semifinales", ha manifestado el seleccionador español Jordi Ribera.

De hecho, el último precedente data las semifinales del Europeo del año pasado que se saldaron con victoria 'hispana' por 27-23 en un encuentro que dominaron a su antojo los a la postre campeones continentales.

Aguinagalde, optimista

"Está claro que no es el camino ideal, pero está en nuestras manos", asegura el pivote español Julen Aguinagalde, quien tendrá que verse las caras en su posición con los blaugranas Ludovic Fabregas y Cédric Sorhaindo.

'Ludo' es uno de los cuatro jugadores del Barça Lassa en la selección gala en un cuartero que completan los laterales Dika Mem y Timothey N'Guessan.

Francia no es ya el equipo que dominó el balonmano a escala universal con dos oros olímpicos, dos títulos universales y uno europeo entre 2008 y 2012, si bien el relevo generaciones ofrece talentos como el referido Mem, Nedim Remili o Melvyn Richardson.

El encargado de llevar a cabo esta renovación es el seleccionador Didier Dinart (mítico exjugador del Ciudad Real), quien ya llevó a los galos al título mundial en 2017 y al bronce en el Europeo de 2018.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil