Ribera 'avisa': "Para ganar a Noruega habrá que defender muy bien"

Ribera 'avisa': "Para ganar a Noruega habrá que defender muy bien"

Jordi Ribera, entrenador de la selección española de balonmano
Jordi Ribera, entrenador de la selección española de balonmano | RFEBM

España se enfrenta este miércoles a Noruega en cuartos de final del Mundial 2023 (18:00 horas, CET)

"Creo que Noruega es ahora un equipo más coral, tal y como se ha podido ver en este Mundial", dijo

El seleccionador español de balonmano, Jordi Ribera, no dudó en señalar la clave para derrotar este miércoles a Noruega en un encuentro de cuartos de final del Mundial 2023 en el que los "Hispanos", como recalcó el preparador español, deberán defender "muy, muy bien" para el billete para las semifinales.

"Hay que defender muy, muy bien, porque es un equipo que sabe muy bien abrir a las defensas rivales y dejar solo al jugador con el que quieren enfrentarse aprovechando su capacidad para el uno contra uno", advirtió Ribera.

Circunstancia que obligará al conjunto español a prestar más atención que nunca a las ayudas para controlar a jugadores como Sander Sagosen, pese a que, como advirtió el técnico español, Noruega no depende tanto del jugador del Kiel como en anteriores campeonatos.

"Creo que Noruega es ahora un equipo más coral, tal y como se ha podido ver en este Mundial, en el que Sagosen ha estado a veces fuera de la pista y la selección noruega ha mantenido un nivel muy alto de juego", señaló Ribera.

UNA PLANTILLA MUY LARGA

Este carácter más coral se traduce también al reparto de minutos, ya que a diferencia de pasados campeonatos en los que Noruega pagó el excesivo cansancio con el que sus principales figuras llegaron al tramo final de los torneo, en esta ocasión los nórdicos están rotando mucho más a su plantilla.

"Así como en otra competiciones había jugadores noruegos que llegaban al final de los campeonatos con una carga muy elevada de minutos, creo que ahora están rotando mucho más y eso les está permitiendo llegar muy bien a los finales de partido", explicó Ribera.

Así se confirmó en los encuentros ante los Países Bajos y Serbia, dos choques en los que Noruega tuvo que remontar en la segunda mitad un marcador adverso, y, sobre todo, el pasado lunes ante Alemania, en un encuentro en el que los nórdicos tan sólo encajaron un gol en los últimos ocho minutos de juego.

Un tramo final en el que jugó un papel fundamental el guardameta Torbjorn Bergerud, que por segundo partido consecutivo firmó más de un 50 por ciento de paradas.

"Es verdad que la portería les está funcionando muy bien, pero nosotros también tenemos dos grandes porteros. Así que tenemos que salir al campo a jugar como sabemos y a lanzar como hay que lanzar. No hay que obsesionarse", indicó Ribera.

MANTENER LA IDENTIDAD

En este sentido, el preparador español insistió en la necesidad de que el conjunto español no pierda sus señas de identidad, especialmente en ataque, donde exigió a sus jugadores la máxima fluidez y precisión en la circulación del balón.

"Tenemos que impedir que en ataque nos hagan excesivas faltas que nos rompan un poco el ritmo de juego y, sobre todo, evitar las pérdidas de balón para que no puedan salir al contraataque", aseguró el seleccionador español.

Jordi Ribera estó importancia a la derrota que el conjunto español encajó en el pasado Europeo ante Noruega y que rompió una racha de casi dos décadas sin perder con el conjunto nórdico.

"Cada partido es diferente y hoy en día es difícil ganar independientemente de con quien juegues y más en unos cuartos de final de un Mundial, en los que están los ocho mejores equipos", concluyó Ribera.

Temas