La ilusión de las Guerreras no pudo con la aplastante lógica

La ilusión de las Guerreras no pudo con la aplastante lógica

España no pudo con un rival muy superior
España no pudo con un rival muy superior | AFP

La selección española cayó ante una Dinamarca muy superior en la lucha por el bronce mundialista

España acaba su Mundial con una dolorosa medalla de chocolate, pero con la cabeza muy alta

No pudo ser. Dinamarca era la gran favorita y se impuso con autoridad a la anfitriona selección española por 35-28 este domingo en Granollers para colgarse el bronce en el Mundial y descabalgarla del podio tras la plata de hace dos años en Japón.

FICHA TÉCNICA
MUNDIAL FEMENINO

DIN

35 ________________ 28

ESP

ALINEACIONES

DINAMARCA, 35

(16+19): Sandra Toft (p.), Line Haugsted (3), Kathrine Heindahl (3), Laerke Nolsoe Pedersen (1), Mie Enggrob Hojlund, Trine Ostergaard Jensen (2), Mie Enggrob Hojlund (1) -siete inicial-, Anna Kristensen (p.s.), Kristina Jorgensen (6), Louise Burgaard (7), Anne Mette Hansen (6, 4p.), Rikke Iversen (2), Mette Tranborg (2), Simone Catherine Petersen (1, p.) y Emma Cecilie Friis (1).

ESPAÑA, 28

(13+15): Merche Castellanos (p.), Carmen Campos (5, 1p.), Irene Espínola (1), Shandy Cabral (4, 2p.), Eli Cesáreo (2), Carmen Martín (6), Jennifer Gutiérrez -siete inicial-, Silvia Navarro (p.s.), Mireya González (2), Maitane Etxeberria, Kaba Gassama (3), Silvia Arderius (1), Paula Arcos (2), Ainhoa Hernández, Sole López (2) y Alicia Fernández.

ÁRBITROS

Amar Konjicanin y Dino Konjicanin (Bosnia y Herzegovina). Excluyeron dos minutos a las danesas Kathrine Heindahl (14:21), Louise Burgaard (15:35) y Mette Tranborg (28:29); y a las españolas Irene Espínola (8:23), Maitane Etxeberria (21:39), Carmen Martín (44:47) y Carmen Campos (55:36).

MARCADOR CADA CINCO MINUTOS

1-2, 4-4, 7-6, 10-10, 14-10, 16-13 (descanso), 19-14, 22-15, 25-19, 28-21, 32-25 y 35-28 (final).

INCIDENCIAS

Partido por el tercer y el cuarto puesto del Mundial femenino de balonmano disputado ante 3.969 espectadores en el Palau d'Esports de Granollers (Barcelona).

El objetivo era que se repitiese la historia de lo sucedido hace 10 años en Sao Paulo, cuando la selección española cayó en semifinales ante Noruega para superar a las danesas, que también habían caído contra Francia en la penúltima ronda como en el actual Mundial... pero solo hubo opciones en el primer cuarto de encuentro

Pese a que no subía a un gran podio desde 2013, enfrente estaba un superequipo. Y es que Dinamarca es superior en número de practicantes, en plantilla y a nivel físico... pero las Guerreras no se rinden nunca y prometían batalla desde el pitido inicial.

Laerke Nolsoe Pedersen supera la defensa española

| AFP

Enseguida se vieron los esperados problemas para superar el centro de la defensa escandinava. Sin embargo, a base de rotaciones largas las anfitrionas mandaban por la mínima al paso por el 11' (4-5).

Sin embargo, dos tantos seguidos de Louise Burgaard dieron paso a la primera 'escapada' danesa (8-6 en el 16'), a lo que respondieron a lo grande las campeonas del pasado Mundial con un parcial de 0-3 que lideró la granollerense Kaba Gassama (8-9).

Ahí llegó una rigurosísima exclusión de Maitane Etxeberria en el mejor momento de las Guerreras que, unida a tres lanzamientos casi seguidos a la madera, dieron alas a las nórdicas para tomar hasta cuatro goles de ventaja (14-10 en el 25').

La inferioridad danesa por los dos minutos a Mette Tranborg vino acompañada de un lanzamiento junto al poste de Silvia Arderius, aunque al menos dos buenas defensas y un tanto de Paula Arcos permitieron a las de José Ignacio Prades llegar 'vivas' al descanso (16-13).

Y el partido no pudo regresar peor para España, que se estrellaba una y otra vez en la muralla central de un cuadro rival que logró un parcial de 4-1 en los primeros cinco minutos que se antojaba definitivo con tres tantos seguidos de Louise Burgaard (19-13 en el 35').

Dinamarca impuso su superioridad en el centro

| AFP

Prades entendió que tocaba ir definitivamente a la guerra y decidió probar con dos defensas mixtas, lo que dio paso a unos buenos minutos con dos tantos seguidos que acercaron a España a cinco (22-17 en el 41')... pero fue un espejismo.

Las Guerreras no bajaron nunca los brazos ante un rival que no permitía ni una sola contra y que supo sacar partido de los obligados riesgos defensivos, con mención especial para la referida Burgaard (27-19 en el 48').

El partido estaba decidido y nada cambió. Victoria para una excelente Dinamarca por 35-28 ante una selección española con muchísimo futuro que repite entre las cuatro mejores pero se va con la medalla de chocolate.