Toyota presenta el Mirai Concept en el Salón de Tokyo

La segunda generación de la berlina de hidrógeno llegará a Japón, Europa y Norteamérica a finales de 2020.

Nuevo Toyota Mirai Concept.
Nuevo Toyota Mirai Concept. | AFP

Toyota ha presentado en el Salón de Tokyo el Mirai Concept, la unidad de desarrollo de la segunda generación del Mirai. La marca ha rediseñado por completo su berlina de hidrógeno, que ahora presenta una estética más elegante y deportiva.

El objetivo de Toyota es lanzarlo a finales de 2020 en Japón, el mercado norteamericano y Europa para sustituir al primer Mirai, del que se han vendido pocas menos de 10.000 unidades desde que llegara en 2014 para demostrar el potencial del hidrógeno como método alternativo a la combustión y a la electrificación en los vehículos. Cabe recordar que Toyota también ha llevado a cabo pruebas de este tipo de propulsión en camiones con el Project Portal.

El nuevo Mirai se basa en la plataforma TNGA y será de tracción trasera. Estéticamente, el vehículo luce mucho más actual que la primera generación, y se desmarca del Prius, con el que guardaba un parecido razonable. En esencia es un coche de apariencia sobria, con líneas fluidas y un diseño cupé que acentúan su deportividad. Las llantas de 20 pulgadas redondean el conjunto. Su longitud será de 4,97 metros, su anchura de 1,88 metros y su altura de 1,47 metros.

En el interior, el Mirai también se transforma y se digitaliza aún más, ganando sensación de amplitud. La plataforma TNGA le permite ahora tener cinco plazas, en lugar de las cuatro de la primera generación. Ante todo, llamará la atención la pantalla de 12,3 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento y el cuadro de instrumentos digital en frente del volante y no en medio del salpicadero, como en la generación que le precede. Dicha configuración se asemeja ligeramente a la de los nuevos Mercedes-Benz.

Más dinamismo y autonomía

La plataforma TNGA ha permitido rediseñar su sistema de propulsión ganando autonomía y, de paso, rigidez en el chasis. Toyota promete una mayor agilidad, una respuesta mejorada y un centro de gravedad reducido, algo que, sumado a la tracción trasera, permitirá una conducción más deportiva y alegre. Según la marca, el nuevo Mirai será muy versátil y permitirá desde una conducción fluida hasta una más agresiva gracias al poder de su propulsor.

Aunque sin cifras, Toyota se marca como objetivo un incremento de la autonomía del 30% respecto a su predecesor gracias al aumento de la capacidad de su depósito de hidrógeno. En cuanto a sus prestaciones, la firma japonesa no ha querido desvelar nada y deja para el futuro revelar más detalles.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil