Una polémica sesión clasificatoria deja a Palou décimo y a O'Ward octavo

O'Ward se quejó de la decisión y pidió "consistencia" a los organizadores del campeonato

Palou podría convertirse en uno de los pilotos más jóvenes en ganar IndyCar

Álex Palou, durante una entrevista
Álex Palou, durante una entrevista | sport

Alex Segura Lozano (EFE)

Una polémica sesión clasificatoria en el Gran Premio de Long Beach dejó este sábado al piloto español Álex Palou (Chip Ganassi Racing) en décima posición y a su inmediato perseguidor, el mexicano Pato O'Ward, en octava.

"Vamos a intentar el cien por cien y creo que salimos justo en la posición límite; un poco más atrás es donde pasan las cosas más locas", dijo Palou en declaraciones a Efe.

Ni Palou, que lidera la clasificación general de la Indycar, ni O'Ward (Arrow McLaren SP) fueron capaces de meterse en la última ronda de calificación para la carrera de este domingo después de una revisión de más de quince minutos por parte de la organización.

Los organizadores decidieron que O'Ward había mejorado su tiempo mientras había bandera amarilla en el circuito, algo no permitido en esta categoría.

Tras la carrera, O'Ward se quejó de la decisión y pidió "consistencia" a los organizadores del campeonato.

"Deberíamos estar en la última sesión, luchando por la 'pole', es una lástima", lamentó el mexicano.

NEWGARDEN SE LLEVA LA 'POLE'

El tercer clasificado de la general, el estadounidense Josef Newgarden (Team Penske), se llevó la 'pole position' después de completar una excelente última vuelta en la calificación.

La clasificación actual de la Indycar tiene a Palou como líder con 517 puntos; al mexicano O'Ward, segundo con 482 puntos; y al estadounidense Newgarden, tercero con 470 puntos, después de sumar un punto por la primera posición de este sábado.

A pesar de estar lejos del título, Newgarden se mostró pletórico después de terminar la sesión clasificatoria en primer lugar.

"Nunca digas nunca en este deporte", señaló a los medios al ser preguntado sobre sus posibilidades de alzarse con el trofeo de campeón.

HERTA NO PASA LA PRIMERA RONDA

Todos los favoritos pasaron sin mayor dificultades la primera ronda de calificación, a excepción del estadounidense Colton Herta (Andretti Autosport), que había dominado las dos sesiones de entrenamientos libres.

Herta terminó en decimocuarta posición, justo por delante de Alexander Rossi (Andretti Autosport) y Takuma Sato (Rahal Letterman Lanigan Racing).

A UN PASO DE HACER HISTORIA

Ochenta y cinco vueltas separan a Palou de convertirse en el primer piloto español de la historia en alzarse este domingo con el título de campeón de la Indycar, la categoría de carreras monoplazas más importante de Estados Unidos.

El objetivo de Palou será terminar entre los 12 primeros clasificados para ser campeón de forma matemática, hagan lo que hagan los demás, ya que O'Ward no consiguió la 'pole'.

En la improbable coyuntura de un empate, Palou saldría victorioso porque ambos tendrían tres triunfos a su favor, por lo que el número de segundas plazas sería el factor para desempatar y, ahí, también gana el español.

Además de suponer un hito para el automovilismo español, Palou también se convertirá en uno de los pilotos más jóvenes de la historia en ganar el título de la Indycar, en caso de que finalmente lo logre este domingo.

Solo el estadounidense Scott Dixon, una leyenda de la Indycar con seis campeonatos en su palmarés, que consiguió vencer la competición en 2003 a los 23 años, y Sam Hornish, que la ganó a los 22 años en 2001, superararían a Palou.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil