CUPRA y Extreme E: empieza la odisea eléctrica

El equipo ABT CUPRA XE se prepara para participar en Extreme E, la competición off-road sostenible

El embajador de CUPRA Mattias Ekström hará tándem con la piloto alemana Claudia Hürtgen

Una bestia todoterreno. Así define Mattias Ekström al e-CUPRA ABT XE1
Una bestia todoterreno. Así define Mattias Ekström al e-CUPRA ABT XE1 | Cupra

Sport.es

El equipo ABT CUPRA XE se prepara para participar en Extreme E, la competición off-road de SUV’s eléctricos que en su primera edición, en 2021, tendrá un calendario de cinco pruebas en cuatro continentes. 

El embajador de CUPRA Mattias Ekström hará tándem con la piloto alemana Claudia Hürtgen al volante del e-CUPRA ABT XE1. Se las verán, entre otros, con la pareja elegida por Lewis Hamilton para su equipo, formada por Sébastien Loeb y Cristina Gutiérrez o por el tandem de lujo que integran Carlos Sainz y Laia Sanz con Acciona.

Un reto sin precedentes

Extreme E reunirá a nueve equipos internacionales para competir en zonas árticas, desérticas, selvas, glaciares y océanos con SUV’s 100% eléctricos. Mattias Ekström y Claudia Hürtgen, que acaban de completar los primeros tests en el Circuito de Oschersleben, en Alemania.

Una “bestia“ todoterreno. Así se refiere el embajador de CUPRA y piloto oficial masculino del equipo Mattias Ekström al e-CUPRA ABT XE1: “Tendrá 400 kW en modo todoterreno, y eso es bastante rápido, diría yo. Considerando todos los elementos, neumáticos con poco agarre, un automóvil pesado y la gran potencia disponible, creo que esa combinación lo hace una bestia", dice. “Creo que lo crucial es el tamaño del coche; tiene mucho más movimiento debido a su altura y anchura. Lo más desafiante será conducirlo en terrenos tan diferentes, ya que reaccionará de distintas maneras”, añade.

El modelo eléctrico está equipado con una batería de 53 kWh que se coloca detrás del habitáculo para una verdadera distribución del peso trasero, según el responsable de Desarrollo Técnico de CUPRA Racing Xavi Serra. Dependiendo de los diversos terrenos en la competición, Serra comenta que la duración de la autonomía de la batería también variará. “En circuito es muy consistente, pero ante tal variedad de terrenos, cambiará mucho dependiendo de si estamos sobre pista, gravilla…y de la temperatura atmosférica”, dice Serra. “A diferencia de lo que ocurre con el e-Racer, esta vez nos centramos más en el rendimiento extremo que en la gestión de la energía”, añade Serra. El vehículo en sí, el Odissey 21, es el mismo para todos los equipos con neumáticos Continental de 940 milímetros.  Mide 2,3 metros de ancho y más de 1,8 de alto, y puede ir de 0 a 100 km/h en 4 segundos.

Todos los equipos que participan en Extreme E son mixtos. “Para mí, el mayor reto será formar un buen equipo juntos”, apunta Claudia Hürtgen. “Se trata de encontrar el equilibrio. Cosas que podrían ajustarse muy bien para uno, quizás no se ajustan tanto para el otro. Así que tenemos que buscar un balance para ir lo más rápido posible”, añade Serra.

Todo el know how que se generará en esta competición extrema no se quedará en las carreras, sino que se trasladará los modelos de la gama CUPRA. “Creemos firmemente que la electrificación y el alto rendimiento pueden ir de la mano. CUPRA está claramente avanzando hacia la electrificación, así que todo lo relacionado con esta tecnología nos aportará datos muy valiosos, especialmente las pruebas en entornos realmente duros”, concluye Serra. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil