Palou conquista América

El barcelonés hizo buenos los pronósticos y se proclamó brillante campeón de la IndyCar. Hizo historia al conseguir en Long Beach el título de la IndyCar en su segundo año en la categoría

Colton Herta se impuso en Long Beach y Àlex Palou fue cuarto en una carrera que gestionó a la perfección

Alex Palou se proclama campeón 2021 de la IndyCar
Alex Palou se proclama campeón 2021 de la IndyCar | sport

Àlex Palou ha conquistado América. El catalán logró anoche en el circuito de Long Beach, el Mónaco de los Estados Unidos, convertirse en flamante campeón de la IndyCar. Tres pilotos habían llegado a la última carrera del año con opciones, pero el tempranero abandono de Pato O’Ward allanó el camino del de Sant Antoni de Vilamajor, que acabó jugándose el título en pista con Josep Newgarden, que fue segundo en una carrera en la que se impuso Colton Herta.

Palou hizo historia al convertirse en el segundo piloto más joven en ganar el certamen, con solo 24 años y en su segundo año de participación, el primero con el equipo Chip Ganassi Racing, uno de los grandes del automovilismo americano. Àlex debutó en el campeonato el año pasado en uno de los equipos más modestos, Dale Coyne Racing, pero sus méritos le abrieron las puertas de Ganassi, una oportunidad que ha aprovechado a la primera.

Pato O'Ward sufrió un toque en la primera vuelta por detrás de Ed Jones, lo que provocó que hiciera un trompo y cayese a la última plaza, comprometiendo seriamente sus opciones. El mexicano dijo adiós definitivamente a sus opciones en la vuelta 18 al romperse el semieje de la rueda trasera derecha, probablemente como consecuencia del toque de la primera vuelta. McLaren reparó el coche y O’Ward volvió a la acción habiendo perdido 34 vueltas con respecto a la cabeza de carrera, aunque finalmente tuvo que abandonar.

Josef Newgarden, el tercer aspirante al título, que salía desde la pole, lideró las primeras vueltas, pero sus posibilidades de ser campeón pasaban por un abandono de Àlex tras el KO del piloto de McLaren, ya que estaba obligado a ganar la carrera, sumar los dos puntos extra que se otorgan al piloto que más vueltas lidere la prueba y que el catalán fuera el 24º. Era una misión imposible, salvo que el de Ganassi se viera obligado a abandonar.

El objetivo de Palou fue evitar al máximo, por lo tanto, las numerosas situaciones de riesgo que hubo durante la carrera, aunque no estuvo exento de algún susto. En la salida, pese a dejar un margen de seguridad, recibió un golpe por detrás y le dio al de delante, pero la fortuna le sonrió al no padecer su coche ningún daño. A partir de ahí, con temple de veterano, gestionó a la perfección su carrera para ganar un título con el que ha hecho historia en un año en el que ha ganado tres pruebas.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil