Triunfo de Marc Márquez y título de Fabio Quartararo

Marc Márquez aprovechó la caída de 'Pecco' a falta de tres vueltas y se coronó en un circuito de derechas con Pol Espargaró segundo

El podio lo completó Bastianini, que le birló la P3 al nuevo campeón del mundo de MotoGP, Fabio Quartararo

Marc Márquez, MotoGP
| sport

Adrià León

Segunda victoria consecutiva de Marc Márquez, que por fin fue capaz de ser el mejor en un trazado de derechas. El de Cervera no tuvo dificultad alguna para seguir la rueda de 'Pecco' durante toda la carrera y aprovechó la caída del italiano en la fatídica curva 15 para sellar su tercera victoria del curso. Doblete de Honda, que no lo conseguía desde el GP de Australia de 2019, con Pol Espargaró segundo y Enea Bastianini tercero. Fabio Quartararo, el nuevo campeón del mundo de MotoGP, entró cuarto, justo por delante de Zarco.

No dudó ni un instante 'Pecco' en cabeza. Miller le dejó llegar primero a la curva 1 tras la salida y Marc Márquez se enganchó al tren de las dos Ducati. Por detrás, Petrucci se llevaba puesto a Mir y Quartararo, con mucha precaución, perdía algunas posiciones en el primer giro.

Apenas cuatro vueltas tardó el tren en separar a sus vagones. Bagnaia empezó a marcar un ritmo endemoniado y Miller, sorprendentemente, perdió el control de la rueda delantera en una curva 15 que ha dado muchos dolores de cabeza este fin de semana. Márquez, a diferencia del australiano, se pegó al colín de la Ducati del #63 y se fue con 'Pecco', dejando atrás a Pol Espargaró, Oliveira y Morbidelli, que cerraban el Top5. 'El Diablo' no tardó en empezar su remontada, que le catapultó hasta la P10.

MotoGP en DAZN disponible en vivo y a la carta. Suscríbete y comienza tu mes gratis

Tras ocho vueltas la diferencia entre los dos líderes y Pol Espargaró ya había superado los tres segundos con Pol Espargaró, que empezó a distanciar a Oliveira en la lucha por la P3. Buen papel del Repsol Honda, que se dejó ver desde inicio con sus dos pilotos en posiciones de podio. No pudo decir lo mismo el LCR Honda, que se quedó sin opciones en apenas dos vueltas: Nakagami por caída y Álex Márquez por problemas técnicos. También se quedaría sin representación el Tech3 con la caída de Iker Lecuona.

En la persecución del Top4 se juntaron cuatro motos distintas: la Yamaha de Morbidelli, la Aprilia de Aleix, la Ducati de Marini (que aguantó muy bien entre los mejores) y la Suzuki de Rins. A su estela llegaría Fabio Quartararo en P9, ya sin la presión de Jorge Martín, que se fue por los suelos en la curva 1.

El duo de cabeza siguió tirando, con Marc siendo la sombra de Bagnaia vuelta tras vuelta. Por detrás, Pol controló a la perfección a Oliveira y no tuvo apenas oposición para asegurar el bronce. Mientras tanto, Quartararo superaba a todos los integrantes del grupo perseguidor para consolidarse en P5, seguido por Bastianini, que volvió a deleitar con una remontada, cada vez más habitual en él. Pero si algo tiene de especial el motociclismo es la constante incertidumbre que se respira. Y hoy, en Misano, volvió a quedar más claro que nunca. En la misma curva 15 donde Miller se había quedado sin opciones, Bagnaia se fue al suelo y, con él, las opciones de ser campeón del mundo.

Oliveira también se quedaba fuera de carrera y Bastianini superaba a Quartararo en el T4 de la última vuelta para subir al podio y acompañar al doblete del Repsol Honda, encabezado por Marc Márquez, que encadena así su segunda victoria consecutiva. Zarco completó el Top5, con Rins sexto y Aleix séptimo. Maverick, que consumó una gran remontada, entró justo detrás de su compañero y el Top10 lo cerraron los dos hermanos locales, Luca Marini y Valentino Rossi. El #46, con ese 10º lugar, consiguió uno de sus mejores resultados de la temporada. Y Morbidelli, que había aguantado en posiciones delanteras durante casi toda la carrera, acabó cayendo hasta la penúltima posición. Todo en 27 vueltas. Que caprichoso es este deporte.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil