Rossi prepara una 'sorpresa' en Italia

Rossi prepara una 'sorpresa' en Italia

Rossi y su pareja, Francesca Sofía Novello están a punto de ser padres
Rossi y su pareja, Francesca Sofía Novello están a punto de ser padres | motogp

Ha reservado el Teatro Rossini de Pesaro los días 24 y 25 de febrero para él y otros 80 invitados

A punto de ser padre, los fans de Valentino especulan con su boda con Francesca Sofía Novello o la presentación del VR46

Valentino Rossi se ha movilizado para organizar un evento para él y otros 80 invitados en el elegante Teatro Rossini de Pesaro. Ha reservado el escenario para los días 24 y 25 de febrero y con ello ha revolucionado a sus fans italianos, que ya especulan sobre la 'sorpresa' que prepara 'll dottore'. Los románticos hablan de boda con su pareja Francesca Sofía Novello, mientras que otros apuestan por la presentación de su nueva estructura en MotoGP, el Mooney VR46, uno de los pocos equipos que aún no ha confirmado la fecha para dar a conocer el proyecto para la temporada 2022.

Valentino ha podido inspirarse en la presentación del nuevo equipo satélite de Yamaha, el WithU RNF de su ex jefe Razlan Razali, que días atrás eligió el imponente marco del teatro filarmónico de Verona para lanzar el proyecto que toma el relevo del Petronas, con Dovizioso (por Rossi) y el 'rookie' sudafricano Darryn Binder.

Sin embargo, Francesca Sofia Novello está a punto de dar a luz al primer hijo de la pareja, que será una niña, lo que ha alimentado el rumor de una inminente boda de Valentino y su novia.

La tercera opción que bajaran en Italia es que Rossi haya elegido el teatro de Pesaro para hablar de las actividades que realizará en 2022, al frente del equipo de MotoGP y como piloto de Resistencia para Audi, sin olvidar la VR46 Riders Academy.

En cualquier caso, no está claro que el Ayuntamiento de Pesaro pueda autorizar el alquiler del Teatro Rossini, que ha sido restaurado en los últimos meses. El asesor cultural Daniele Vimini, consultado al respeto por el diario Il Resto del Carlino, advierte que "aunque parece que se dan todas las condiciones para poder disfrutar del teatro, incluso con las obras en curso, no queremos para forzar la mano de los técnicos. Ellos decidirán lo mejor salvaguardando la seguridad primero”.