Quartararo 'sentencia' en una carrera histórica

Quartararo 'sentencia' en una carrera histórica

Quartararo suma la quinta victoria de la temporada
| sport

'El Diablo' ganó con solvencia y sus rivales principales en la general acabaron casi todos fuera del Top10

Primera vez en la historia de MotoGP con seis constructores distintos en las seis primeras posiciones de carrera

Nueva victoria de Fabio Quartararo, que empieza a oler el título mundial tras ser el único de los candidatos en acabar en posición de Top8 en Silverstone. Cinco victorias y tres terceras posiciones acumula 'El Diablo', que no tuvo rival en el trazado británico -ni la lesión en su tobillo fue un impedimento-. Tras él entraron Àlex Rins, que demostró lo bien que se le da este circuito, y Aleix Espargaró, que consiguió un podio histórico para la marca de Noale, el primero en la era MotoGP. Cuarto fue Jack Miller (Ducati), quinto Pol Espargaró (Honda) y sexto Binder (KTM) en lo que ha sido el primer Gran Premio desde 1972 con 6 constructores en el TOP6.

Inicio movido en la categoría reina. Susto para 'Pecco', que vio como su Ducati casi le escupe en meta al apagarse el semáforo. Y del susto del italiano al golpe de teatro de los españoles: Marc Márquez toca a Jorge Martín en su afán por adelantarlo y ambos acaban por los suelos -ya se habían tocado tres curvas antes-. Todo ello en el primer giro, que a la postre, completaron los dos Espargaró en el Top2 en un momento único e histórico para toda la familia.

MotoGP en DAZN disponible en vivo y a la carta. Suscríbete y comienza tu mes gratis

Tres vueltas tardó en ponerse a tono Fabio Quartararo, que primero pasó a Aleix Espargaró y después marcó la vuelta rápida. Tras el trío de cabeza (Polyccio, Fabio y Aleix), las dos Ducati oficiales y las dos Suzuki. Mientras tanto, Valentino, en su mejor fin de semana de la temporada, iba perdiendo fuelle en la octava posición con Álex Márquez a rueda. Con Marc Márquez fuera, el Repsol Honda centró todas sus opciones en Pol Espargaró. El de Granollers aguantó en el grupo del podio, aunque se acabaría descolgando en los últimos giros.

Pocos pasos por meta más necesitó la carrera para encontrar a su favorito. 'El Diablo' empezó a rodar como un reloj en los 2'00.0, ante los 2.00 altos de todos sus perseguidores y abrió más de tres segundos antes de cumplirse el 50% de carrera. A falta de diez para el final, la pelea por el podio dejó a tres candidatos: los dos hermanos Espargaró y Àlex Rins. Por detrás, Mir y Miller iban perdiendo la pista de sus predecesores, mientras que Bagnaia, con algún problema serio de gomas, se fue quedando mucho más, hasta perder -casi- posición de Top15.

Cerca de meterse en el último tercio de carrera, Rins pasó a Aleix para encargarse de la persecución de Fabio. De hecho, el piloto de Barcelona empezó a calcar el ritmo del francés, pero la diferencia seguía siendo superior a los tres segundos y las probabilidades de contactar, muy bajas. Eso sí, el ritmo le bastó para ir cogiendo aire y asegurarse la P2, tras tanto tiempo lejos de las primeras plazas. Por detrás, sorprendió Jack Miller, que cuando más se alejaba, más reaccionó para acabar contactando con Aleix para luchar por la P3. Jack pasó al de Aprilia en el último giro, pero el mayor de los Espargaró le devolvió el adelantamiento en el T4 para certificar el primer podio de Aprilia en la era MotoGP. El Top5 lo cerró Pol con una carrera muy sólida y detrás del de Repsol Honda entraron Binder, Lecuona, Mir, Álex Márquez y Petrucci, para cerrar el Top10.

Gran Premio difícil para KTM, que acabó salvando los muebles con las remontadas de Binder y, sobre todo, de Lecuona, que empieza a pedir a gritos moto para el año que viene (P6 y P7). Petrucci fue 10º y Miguel Oliveira, muy lejos durante todo el Gran Premio, decimosexto. Tampoco acabó teniendo el día Valentino, que pese a aguantar más de media carrera en Top10, acabó cayendo a la decimoctava posición por algún problema técnico -solo Dixon quedó por detrás de 'Il Dottore'-.