Sport.es Menú

Presentación por todo lo alto del GP de Catalunya de MotoGP

La plaça de la Porxada de Granollers ha sido el escenario de la presentación del Gran Premio que ha estado abierta al público

Los hermanos Espargaró, Pol y Aleix, y Alex Rins, tercero en el Mundial de MotoGP, grandes protagonistas del evento

Baño de multitudes para Pol y Aleix Espargaró
Baño de multitudes para Pol y Aleix Espargaró | Valentí Enrich

El Circuit de Barcelona acoge este fin de semana la séptima prueba de un campeonato que domina Marc Márquez con mayor claridad que la que se refleja con los 12 puntos de ventaja que tiene con respecto a Andrea Dovizioso. El pistoletazo de salida de la prueba se ha dado esta tarde en la Plaça de la Porxada de Granollers donde no podían fallar los hermanos Pol y Aleix Espargaró, hijos de la ciudad y que coparon gran parte de la atención de un evento al que también asistió Alex Rins.

Era la primera vez que la presentación del GP de Catalunya se abría al público, y el escenario elegido fue La Porxada, la plaza del mercado y uno de los lugares más emblemáticos de Granollers, una localidad que está a pocos kilómetros del trazado barcelonés. Hacía años que los dirigentes del Circuit de Barcelona anhelaban abrir la presentación al público, ya que es una oportunidad única de acercar a los pilotos al público. Las autoridades presentes recordaron la importancia de la existencia de este gran premio -y el de la F1- para el país.

Con la plaza hasta los topes, el evento fue un éxito. Además de los tres pilotos ya citados de MotoGP, asistieron los pilotos de Moto3 Sergio García, Alonso López y Albert Arenas y el de Moto2 Xavi Vierge, aunque el protagonismo lo acapararon los hermanos Espargaró, vitoreados por sus ciudadanos, completamente entregados a dos de sus deportistas más ilustres.

Como en casa

Pol Espargaró, que está brillando esta temporada a los mandos de la KTM, recordaba que La Porxada le traía grandes recuerdos, ya que en esa misma plaza había celebrado el título de campeón del mundo de Moto2 y en ella había pasado gran parte de su infancia porque ahí vivían sus abuelos.

El pequeño de la saga comentó con respecto al fin de semana que “desde Jerez todo va mejor. La moto empieza a funcionar y, pese a que será un circuito difícil, intentaremos sumar un buen resultado”. Aleix, su hermano mayor, piloto de Aprilia, remarcó que “de pequeño soñaba algo parecido, pera era inimaginable”.

Alex Rins, que va tercero en el Mundial y que ganó en Austin, destacó que “ganar una carrera en MotoGP es un sueño y voy a intentar ganar otra vez este fin de semana. Trabajo con este objetivo. Nos lo pondrán difícil pero lo intentaremos”.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil