Sport.es Menú

Pol Espargaró: "El 'top ten' es el objetivo en 2020"

"Nunca imaginé a Dani Pedrosa tan cercano y participativo", explica sobre el probador de KTM.

Pol Espargaró, en un acto promocional en A Coruña
Pol Espargaró, en un acto promocional en A Coruña. | EFE

Pol Espargaró se ha mostrado optimista con la evolución de su KTM para el Mundial de 2020, en el que compartirá categoría un año más con su hermano Aleix, en Aprilia. "Las comparaciones son odiosas y más con la misma moto", asegura al referirse a la otra dupla familiar del Mundial, la que formarán los hermanos Àlex y Marc Márquez en el Repsol Honda Team.

Sport

'Polyccio', que este jueves asistió a un acto de la firma Dainese en A Coruña y ha analizado lo que ha dado de sí la temporada que bajó el telón el 17 de noviembre en Valencia. "Este es el tiempo de descansar pero es cuando trabajamos más, cuando tienes que preparar el cuerpo para la temporada y es lo que disfruto menos, porque la moto nos gusta, pero entrenar en montaña, esquí, bicicleta es otra cosa. Eso es duro", confiesa.

Relata que este año ha tenido que "prepararse en un centro de alto rendimiento de Red Bull en Austria" y que "casi todo mi tiempo de vacaciones se ha ido en pruebas y test, pero uno no deja de aprender".

"Tienen un montón de sensores, máquinas para ver tu cuerpo, pruebas de lactato, de sangre, de esfuerzo físico y otro tipo de entrenamientos, trabajas los reflejos y la cabeza para afrontar ciertos momentos que son de mucho estrés. Te dan claves para afrontarlo con mayor fluidez y sin estar tan estresado", argumenta.

En los test con la nueva KTM ha visto una moto "mucho mejor" y señala que "lo que hemos probado es bastante positivo, en el motor hemos hecho un paso grande y el chasis cada vez va tirando hacia el de viga, pero mantenemos este estilo más híbrido".

Para probar la moto cuenta en el equipo con Dani Pedrosa, al que considera de "gran ayuda" porque "aporta información, ideas y experiencia". La relación entre ellos es más cálida. "Antes nuestras conversaciones eran más profesionales, pero ahora tenemos un trato cercano, está muy abierto conmigo y con todos y muy participativo. Nunca lo imaginé así. Se lo está tomando muy en serio", comenta.

Su objetivo es afianzarse en el top10: "No hemos sido lo constantes que me gustaría, porque queremos estar entre los diez primeros siempre y no solo optar a esos puestos por las caídas de otros. Creo que es un objetivo posible. La moto funciona bastante mejor y, si hacemos unas pequeñas mejoras, podemos hacerlo".

Espargaró es consciente de que la pelea por las victorias y el título es cosa de otros, entre ellos, Maverick Viñales. "Ha terminado en un nivel muy bueno y en pretemporada ha sido muy rápido, así que, si no se diluye en el inicio de la temporada, que es lo que pasó el año pasado, será candidato al título con Dovizioso Marc Márquez. Veremos si Suzuki da ese pasito que les falta de constancia, porque Álex Rins es un piloto muy rápido", sostiene.

Su deseo que "haya mucha rivalidad y Marc no lo tenga tan fácil como siempre" en una temporada sin Jorge Lorenzo, recién retirado. "Se le va a echar de menos. Es un piloto top menos, pero ha subido Álex Márquez, y esto es un no parar. También ha subido Brad Binder, compañero de equipo, y será un gran año", vaticina.

Los Espargaró no pueden plantar cara a los Márquez. "Es difícil de comparar, ellos juegan con mejores armas que nosotros. Estamos luchando para tener en el futuro unas motos tan competitivas como las Honda de Marc y Álex", apunta.

Considera que la adaptación del pequeño de los Márquez a la Honda es el gran hándicap que se le presenta en su ascenso a MotoGP, pero no el único. "Es una situación muy complicada especialmente por donde está Álex. Es un proyecto que ha hecho Marc y es una moto muy crítica, muy agresiva, muy difícil de llevar. Todos los pilotos que pasan por ahí sufren bastante. Además, la situación de hermanos dentro de un box para mí no es idílica", advierte.

En ese sentido, añade que "el problema es cuando entras en conflicto. Las comparaciones entre hermanos son odiosas y más con la misma moto".

Su relación con Aleix, en cambio, la considera "más llevadera" porque coinciden "en pocas carreras" luchando por las mismas posiciones.

"A Aleix le gusta cuando coincidimos, a mí no. Es tu hermano y en Malasia, por ejemplo, nos tocamos y se fue largo y te sabe mal. Tienes ese respeto entre hermanos que no hay con otros pilotos. Después, en familia, lo separamos, no llevamos esa rivalidad a casa", precisa el piloto de KTM

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil