La lucha titánica de Marc Márquez

“Lo que está haciendo este tipo nadie lo sabe, solo él. Todavía tiene problemas”, subraya Alberto Puig

El team manager del Repsol Honda pone en valor las tres victorias de Márquez, que ya es el segundo piloto más laureado del año tras Quartararo

Marc Márquez se acordó de su brazo lesionado al celebrar su victoria en Misano
Marc Márquez se acordó de su brazo lesionado al celebrar su victoria en Misano | motogp

A falta de dos grandes premios para que el Mundial 2021 baje el telón en Valencia, Fabio Quartararo ya es el nuevo y flamante campeón de la categoría reina de MotoGP. Pero tras el francés, con cinco victorias, el piloto que suma más triunfos este año es Marc Márquez, que el pasado domingo en Misano sumó el tercero (segundo consecutivo), a pesar de sus particulares circunstancias, aún con mucho dolor mientras trata de recuperarse definitivamente de su lesión en el húmero del brazo derecho. 

Después de nueve meses sin competir, de pasar por tres operaciones y superar una imporante infección, Marc está lejos de su mejor versión. Sus tres victorias, teniendo en cuenta que se perdió las dos primeras carreras del curso, dicen mucho de él, de su voluntad y capacidad de sacrificio. “Para Marc, este es un período aún más difícil que todos los demás. Todavía se está recuperando, todavía tiene problemas, no ha recuperado su estado completo, lo sabe y nosotros lo sabemos. Por eso, la victoria en Misano, especialmente en un circuito que gira a la derecha, tiene aún más valor. Lo que está haciendo este tipo, nadie lo sabe aparte de él”, subraya el team manager del Repsol Honda, Alberto Puig.

DOBLE RECOMPENSA

El éxito de Márquez, que completó el primer podio de Pol Espargaró con la RC2013V, supone una inyección de moral tanto para los dos pilotos como para Honda, que ha pasado de ser el equipo más poderoso y laureado de MotoGP a tocar fondo en resultados y a encabezar el récord de caídas con la moto más crítica de la parrilla. Puig se muestra orgulloso de la reacción y espera que tenga continuidad: “Este es un equipo ganador, y nuestro enfoque es siempre intentar ganar, nuestro objetivo es luchar por el título todos los años. La única diferencia es que a veces la situación no es perfecta. Los dos últimos años no han sido fáciles para nosotros, pero no encontrarás ni a una sola persona dentro de este equipo que quiera ir a la próxima carrera para intentar terminar segundo. Iremos intentando volver a ganar porque esto es Honda”, dice.

También Marc se siente pletórico. “Esto es gasolina para 2022”, dijo tras su victoria en Misano, donde felicitó a Quartararo y le prometió “ponérselo más difícil” la próxima temporada. Que el ocho veces campeón del mundo esté de vuelta es mejor de las noticias. Ya está en la recta final de su calvario.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil