Sport.es Menú

Jorge Lorenzo: "Los grandes retos me motivan"

Entrevista con el piloto balear, que este domingo se despide de Ducati para ir a Honda

Jorge tira con bala: "¿Dovizioso dice que soy extraño? Prefiero ser un multicampeón extraño a un mediocre aburrido"

 Jorge Lorenzo habló para SPORT sobre su lesión y su proyecto con Honda | Maite Jiménez

Jorge Lorenzo reaparece este fin de semana en Valencia, donde será uno de los grandes atractivos tras tres carreras sin competir porque el próximo martes probará por primera vez la Honda que correrá las dos próximas temporadas. Al mallorquín le van los retos y, después de un final de temporada marcado por las caídas de Aragón y Tailandia, regresa este fin de semana a los circuitos con la vista puesta en el 2019, año en el que será el compañero de Márquez en Honda. En un evento de Skull Rider, su propia línea de complementos, pudimos hablar de la etapa en Ducati, su relación con Dovizioso y el desafío que le aguarda.

¿Recuperado de la lesión que te ha impedido correr las dos últimas carreras?

Todavía no estoy al cien por cien. No sabíamos el alcance real de la lesión ni la afectación del ligamento y me operé muy tarde. Si lo hubiese sabido desde el principio no me hubiese perdido estas dos carreras. Llego a Valencia al 85%, aunque todavía tengo que ver como me siento cuando me suba a la moto y frene con fuerza en las curvas, que es cuando se hace mayor presión. Es una lesión que desde fuera parece pequeña, pero es donde más fuerza haces en la moto.

Entiendo que vas a correr en Valencia, ¿te molesta que se haya dudado de ti en algún momento?

Las personas a las que no agradas aprovechan cualquier cosa para hincarte el diente y meterte caña. Nadie puede dudar de mí ni de mi profesionalidad, lo he demostrado en innumerables ocasiones en mi carrera. Siempre quiero competir y hago todo lo posible por hacerlo, pero siempre hay quien espera mi momento de bajeza para hincarme el diente.

Hubo quien en su día, a tenor de los problemas con Ducati, te llegó a retirar…

Mucha gente, como el otro día indicó muy bien Márquez, había gente que no daba ni un duro por mí y al final otra vez le di la vuelta a la situación y salí “victorioso”, entre comillas. Volví a demostrar que puedo ser competitivo con cualquier moto, incluso como una moto difícil y tan especial como la Ducati. Pero necesitaba tiempo, que todo estuviese en su sitio, ganar experiencia con la propia moto, y cualquier detalle, en una categoría tan competida como MotoGP en este momento, cuenta.

Valencia es la última carrera con la Ducati, ¿dejas una asignatura pendiente?

Seguro. El desafío está incompleto. Mi reto era intentar ser campeón del mundo de MotoGP con Ducati, algo que solo ha hecho Stoner en 2007 y no lo voy a poder repetir, pero me quedo con esas tres victorias y los seis podios de estos tres años y la sensación de que era posible luchar por ello si hubiese tenido más tiempo.

Por la mañana leí una entrevista de Oriol Puigdemont a Dovizioso en la que te calificaba como una persona extraña…

No parará de hincarme el diente… Prefiero ser un multicampeón extraño que un mediocre aburrido.

¿Por qué esta adversidad?

Ya lleva años con ello, desde que competimos en 250cc y le gané los dos mundiales. Desde ahí siempre me ha tenido en el punto de mira.

El año pasado todo parecía más tranquilo

Por mi parte siempre ha sido así. Nunca he hecho un comentario malo sobre él o irrespetuoso. Al contrario, cuando ganaba estaba el primero debajo del podio aplaudiéndole porque estaba muy contento por el equipo. Estaba contento de que Dovi ganase para Ducati porque yo no podía responder a los frutos de la inversión que hicieron por mí. Nunca se me han caído los anillos por aplaudir un buen resultado de un rival, pero él siempre ha aprovechado para minimizar mis logros. Si conseguía el récord en Sepang decía que me había centrado en hacer solo esa vuelta, que si era tercero en Aragón señalaba que era un circuito de paso por curva. Uno empieza a cansarse y tengo que responderle.

Ahora empiezas un nuevo reto, ¿será difícil adaptarse a la Honda?

Los cambios son complicados en la vida. Todo tiene sus secretos, sus trucos y al principio cuesta porque uno no controla la situación, pero un gran campeón como creo que soy puede ir rápido con cualquier moto, como he demostrado hasta ahora. Siempre he conseguido ir muy rápido. Solo con la Honda 250 en 2005 no gané, pero solo tuve una oportunidad, y mira que he estado en equipos y he llevado motos diferentes…

¿Es un reto compartir equipo en Honda con Márquez, que ha ganado cinco de los últimos seis títulos?

Me siento afortunado porque en solo cuatro años habré conducido las tres mejores motos de MotoGP y ello significa que soy el piloto que más desafíos emprende últimamente. Intentar estar a la altura de un piloto como Marc, que ha ganado cinco de seis, es un desafío que al menos está a la altura de ser el segundo campeón del mundo con Ducati… sino más.

Viviste una experiencia con Valentino, ¿pueden convivir dos campeones en el mismo box?

Si los dos pilotos quieren y siguen haciendo resultados no veo el por qué no. El equipo estará encantado. Sucedió en el pasado con muchas parejas y recuerdo la época de Senna y Prost en la F1 hasta que Alain no pudo más y se fue a Ferrari. Ojala suceda esto en nuestro caso. Si la relación puede ser de respeto, buen rollo e incluso de amistad, mucho mejor, pero siempre es complicado porque ambos queremos la mayor parte del pastel –el título- y solo hay uno para repartir. Se intentará llevar de la mejor manera y al final las tres partes se verán beneficiadas al final. Tanto Marc porque aprenderá de mí, como yo de él y el equipo porque tendrá una de las parejas con más victorias y títulos de la historia.

¿Cómo está la relación con Marc después del incidente de Aragón?

La gente cree que lo que sucede en pista tiene que afectar a la relación fuera y no es así. Marc es un gran chico fuera de las pistas, la relación es buena y que no compartamos la forma de correr, la forma de competir o de luchar con los demás rivales no quiere decir que la relación tenga que ser mala fuera de las pistas. Nuestra relación sigue siendo igual que antes de la caída de Aragón.

Por último, ¿el mayor reto de tu vida?

Es un reto que me gustaría alcanzar y voy a poner el cien por cien de mí, o más, sacrificándome de una manera que nunca lo había hecho, para conseguirlo y estoy seguro que lo puedo hacer. Siempre he dicho que desde que conseguí mi primer título de MotoGP todo lo que venga es un regalo, un extra para mí.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil