El 'Diablo' vuelve a reinar en el infierno

El 'Diablo' vuelve a reinar en el infierno

Fabio Quartararo vuela en Sachsenring
Fabio Quartararo vuela en Sachsenring | MotoGP

Fabio Quartararo, tras una gran salida, dominó de principio a fin un Gran Premio que pudo disputarse en seco y que le coloca líder de la general

El podio lo completaron Johann Zarco y Aleix Espargaró, con Àlex Rins cuarto, Miguel Olivera quinto y Marc Márquez sexto

Fabio Quartararo fue el gran triunfador del GP de Portugal tras conseguir escaparse de buen comienzo. El 'Diablo', que no ganaba desde el GP de Gran Bretaña de 2021, hizo una carrera en solitario y sin errores para colocarse líder de la clasificación general. Por detrás, Zarco y Aleix Espargaró completaron el podio, con un imperial Àlex Rins cuarto y el local Miguel Oliveira quinto.

Joan Mir y Jack Miller, candidatos a las plazas de podio, se fueron por los suelos a final de recta cuando peleaban por el bronce. Marc Márquez fue sexto, con su hermano séptimo y Bagnaia octavo. No pudo acabar Bastianini, el hasta entonces líder de MotoGP.

Salió en tromba Joan Mir, que aprovechó su buena posición en parrilla -nada habitual en él- para liderar. No tardó Fabio Quartararo en darle caza, con Zarco tercero ya algo más alejado. Por detrás, remontada de libro de Àlex Rins, que solo necesitó tres vueltas para pasar de la P23 a la P8.

El de Barcelona se enganchó a los Miller, Álex Márquez, Aleix Espargaró y Oliveira para seguir progresando hacia la cabeza. Mientras tanto, Pol Espargaró y Marc Márquez peleaban a cuchillo por la novena plaza, con un Jorge Martín que se fue por los suelos cuando acechaba al ocho veces campeón del mundo.

Sigue MotoGP en DAZN. Activa tu cuenta y podrás disfrutar de los partidos en vivo

Por delante de las Honda, lucha encarnizada por la quinta plaza con un Rins pletórico que rebasó con mucha solvencia a Oliveira y Álex Márquez. Algo más le costo deshacerse de Aleix Espargaró, que tiró del de Suzuki durante varias vueltas. Y entre tanto lío, se iban por los suelos Takaaki Nakagami y el líder del campeonato del mundo, Enea Bastianini, que no había sido capaz de neutralizar a los pilotos del Repsol Honda.

Y en cabeza, volaba el 'Diablo' -con récord de pista incluido: 1:39.435-, que pronto empezó a meter segundos con Mir y Zarco, candidatos a la P2. Tras ellos, aparecía Jack Miller en tierra de nadie, aunque poco a poco fue contactando con la lucha por la plata. Incluso se acercaron Aleix y Rins por detrás.

El golpe de teatro llegó a falta de siete vueltas para el final, con la lucha por la segunda plaza ya unificada con hasta cinco pilotos. Miller intentó superar a Mir en la primera curva pero perdió el control de su Desmosedici, que a la vez, arrastró a la Suzuki del balear para dejar en la pelea por la plata reducida a Zarco y a Aleix, con Rins ya lejos, cuarto y, Oliveira, quinto.

El último giro dejó varios duelos preciosos, no por la primera posición porque Fabio dominó con una autoridad pasmosa, pero si por algunas posiciones de Top10. La primera entre la Ducati de Johann y la Aprilia de Aleix, saldada en favor del francés. La segunda entre los hermanos Márquez, que se llevó Marc (6º) por tan solo veinte milésimas ante un Álex que ha cuajado un gran fin de semana. Y la tercera, entre Pol Espargaró y 'Pecco' Bagnaia -con toques incluidos-, que cayó, en la penúltima curva, del lado ducatista (8º) tras una gran remontada del subcampeón del mundo de MotoGP.

Temas