Dovizioso, Morbidelli, Rossi, Bagnaia... Misano prepara su 'fiesta' nacional

El GP de San Marino verá el regreso de Dovizioso, que formará dupla con Valentino Rossi en el Petronas Yamaha SRT

Morbidelli reaparece tras su operación de rodilla y con la Yamaha oficial y Bagnaia llega a Italia tras su triunfal batalla con Márquez en MotorLand

Dovizioso y Rossi, en una imagen de archivo, serán compañeros en Petronas desde Misano
Dovizioso y Rossi, en una imagen de archivo, serán compañeros en Petronas desde Misano | EFE

Ni el mejor guionista de ficción habría imaginado un fin de semana con todos los ingredientes del GP de San Marino para convertirlo en una auténtica fiesta 'tricolor'. Los aficionados italianos volverán a las gradas en el circuito 'Marco Simoncelli' de Misano y lo harán, además, con los máximos alicientes.

'Pecco' Bagnaia llega a la cita después del tremendo pulso con Marc Márquez en Aragón, del que salió victorioso el piloto de Ducati, segundo clasificado en la general del Mundial, a 53 puntos de Fabio Quartararo (Yamaha).

Andrea Dovizioso regresa a MotoGP. Campeón de 125cc y tres veces subcampeón en MotoGP, decidió tomarse un año sabático tras finalizar su relación con Ducati, pero su retiro provisional no ha durado tanto y este fin de semana el piloto de Forli volverá al paddock como piloto de Yamaha Petronas SRT y nada menos que como compañero de Valentino Rossi, que tras anunciar su adiós a final de la presente temporada, comenzará a despedirse de su afición en Misano.

Desde que se desvinculó de Ducari en noviembre de 2020, Dovi disfrutó practicando motocross y aceptó ser probador de Aprilia, aunque no se comprometió para volver con la marca de Noale a MotoGP en 2022. Sin embargo, la inesperada ruptura Maverick Viñales y Yamaha ha propiciado varios movimientos en la parrilla. Mientras Viñales debutaba ya en MotorLand la pasada semana con Aprilia, Dovizioso lo hará con Petronas en Misano.

Se estrenará al manillar de la YZR-M1 que deja libre Franco Morbidelli, que a su vez regresa al Mundial tras una operación en la rodilla y asciende al equipo oficial Yamaha, reencontrándose en el box con Fabio Quartararo. De momento, Dovizioso pilotará la Spec-B de Morbidelli, aunque de cara a 2022, la idea es hacerlo con una moto de fábrica con la ayuda de un nuevo patrocinador al equipo de Razlan Razali, tras la marcha de Petronas.

Dovizioso ya compitió en el pasado con una Yamaha cliente. Fue en 2012, en las filas del Tech3, por entonces equipo satélite de los de Iwata, demostrando una rápida capacidad de adaptación a la M1, sumando seis podios.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil