El ‘calvario’ de Márquez aún no ha acabado

El piloto de Cervera, segundo en Aragón, ha comenzado noveno en los primeros libres de Misano

En la rueda de prensa del jueves, Marc reconoció que sus problemas con el brazo continúan pero descartó una cuarta operación

Marc Márquez mira su Honda tras salir a pista en Misano
Marc Márquez mira su Honda tras salir a pista en Misano | motogp

Marc Márquez ha comenzado en novena posición en los Libres 1 del Gran Premio de San Marino, en el circuito ‘Marco Simoncelli’ de Misano Adriático. Una pista en la que impuso su ley en 2015, 2017 y 2019 y que ahora afronta con menos expectativas, aunque sin descartar nada, visto lo visto hace una semana en Aragón, donde peleó hasta la última curva por la victoria con Pecco Bagnaia y acabó segundo en el podio. Una gesta teniendo en cuenta que la Honda actual no está para grandes alegrías y el ocho veces campeón del mundo tampoco ha recuperado su mejor versión desde el maldito accidente de Jerez 2020, el que se fracturó el húmero del brazo derecho.

Marc ha pasado tres veces por el quirófano desde entonces. Las dos primeras veces en la Dexeus Quirón de Barcelona, con el doctor Xavier Mir. La tercera, en la que se le detectó una infección además de una pseudoartrosis del húmero, la llevó a cabo el equipo dirigido por los doctores Samuel Antuña y Ignacio Roger de Oña en la Clínica Ruber de Madrid. En total fueron nueve meses alejado de los circuitos, dejándose la piel en interminables sesiones de recuperación. Su fisioterapeuta de confianza, Carlos J. García incluso se trasladó a vivir a su casa de Cervera. Márquez consiguió volver al Mundial en Portimao, tercera cita del calendario 2021, el pasado mes de abril. Y logró reencontrarse con la victoria en Sachsenring, en junio. Un éxito, indudablemente. Sin embargo, meses después, está claro que su particular ‘calvario’ aún no ha acabado.

Hasta el punto de que este jueves en Misano, pese a su exhibición en las últimas vueltas de MotorLand con Bagnaia, le preguntaron a Marc si estaba valorando una cuarta intervención quirúrgica para poner fin a su dolor persistente en el brazo.

“No, por el momento el plan es tratar de entender cómo mejorar lo de las últimas carreras. Tras Austin tenemos un poco de margen y trataremos de trabajar en casa para dar un paso adelante. Ahora tengo que descansar tres días después de cada gran premio y no tengo mucho tiempo para entrenar de cara al siguiente. Llevo dos carreras seguidas y tendría que descansar tres días, porque en caso contrario el brazo me duele, y luego tienes que entrenar dos días más y ya tienes que ir volando a otro circuito. Esa no es la forma en la que trabajaba en el pasado, porque ahora tengo un plan específico, pero por el momento el plan es trabajar para intentar mejorar cositas. El plan A es trabajar en mí mismo”, argumentó el del Repsol Honda, que intenta mantenerse positivo pese a sus actuales problemas.

Aragón fue un gran fin de semana, volvimos al podio y eso nos ha dado una motivación adicional. Pero en Misano volveremos a nuestra situación habitual, que no está lejos de la de los pilotos punteros, pero no es la que me permite pilotar como yo quiero”, señaló Márquez, que acabó reconociendo que “ahora no estoy disfrutando sobre la moto”.Una durísima conclusión para un piloto con el ADN ganador de Marc Márquez. “Trato de dar el máximo en cada carrera. Y es cierto que un par de vueltas o en alguna curva sí me divierto, pero cuando sientes dolor no lo pasas bien. No disfrutas. Y el objetivo es hacerlo plenamente, a lo largo de toda la carrera”.

No se rinde y Honda tampoco. El martes y miércoles MotoGP abordará test en Misano que puede aportar soluciones a Marc: “En el test introduciremos nuevas ideas y elementos para la próxima temporada, pero es una moto prototipo que está en constante evolución. Hay que trabajar en la moto, pero también en mis habilidades y en mi pilotaje. Hay que conseguir no tener ninguna dificultad en los tres aspectos”, analiza el piloto de Cervera.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil