El análisis: El error de Quartararo muestra la mejor cara de Aleix

El análisis: El error de Quartararo muestra la mejor cara de Aleix

Bagnaia
| AFP

Pecco Bagnaia se ha impuesto con brillantez en Assen en una carrera marcada por la doble caída de Quartararo y la remontada de Aleix Espargaró

Tras el italiano entró su compatriota Marco Bezzecchi y el catalán Maverick Viñales, que se estrena con Aprilia en el podio

Dominio de principio a fin del italiano 'Pecco' Bagnaia en Assen, una carrera en la que un error de rookie de Quartararo ha comprometido la carrera de Aleix Espargaró. El campeón no ha terminado después de dos caídas y el de Granollers, que ha remontado de las últimas posiciones a la cuarta, está a menos de una carrera del liderato. Holanda también nos ha deparado el primer podio de Maverick Viñales con Aprilia.

ALEIX CREE EN ÉL Y CONVENCE

Aleix Espargaró completó en Assen, la catedral del motociclismo, la carrera de su vida. La gesta que protagonizó, pasando de los últimos puestos a la cuarta plaza, el ritmo que mostró rodando a ritmo de récord toda la carrera, y toda la ambición, carácter y motivación que desplegó lo refrendan. Más incluso que en su primera victoria en Argentina.

El piloto de Granollers firmó una impresionante remontada y la recompensa final fue meterse, de nuevo, en lucha por el campeonato. Le restó 13 puntos a Quartararo, que estuvo a punto de llevárselo puesto en las primeras vueltas, estando ahora a 21 del liderato cuando se abre el paréntesis estival. Visto lo visto, hay que reconocer que tenía una gran oportunidad para ganar y fue una pena que no lo pudiera certificar, y más por causas ajenas a él, pero ello no conlleva que no reconozcamos que su carrera fue heroica, sencillamente ¡BRUTAL!

Sigue MotoGP en DAZN. Activa tu cuenta y podrás disfrutar de los partidos en vivo

EL ERROR DE ‘ROOKIE’ DE QUARTARARO

Fabio Quartararo, que había ganado las dos últimas carreras y era junto a Aleix el único piloto que había acabado siempre en los puntos, no acabó el TT de Assen después de sufrir dos caídas. La primera, trascendental, en la quinta vuelta, llevándose por delante a Espargaró que entonces era segundo detrás de Bagnaia.

El francés, excesivamente presionado, apretó con fuerza el freno delantero para no chocar con el catalán y perdió la rueda delantera. El impacto llevó a Aleix a la grava, pero no se cayó y tuvo que remontar desde la decimoquinta plaza. El campeón sí se cayó, entrando después en boxes y siguiendo en pista por la amenaza de lluvia, provocando una segunda caída en la misma curva unas vueltas más adelante. Fue un error de precipitación, de rookie como él mismo calificó, afrontando esa vuelta como si fuera la última en un piloto ya experimentado y que no suele cometer esos fallos.

HONDA TOCA FONDO Y PREPARA UNA REVOLUCIÓN

Honda, en horas bajas, está buscando soluciones para remontar el vuelo en 2023. Han tocado fondo y todo apunta a que la alineación de sus pilotos cambiará drásticamente para el próximo ejercicio. Es decir, a excepción de Marc Márquez, recuperándose todavía de su cuarta operación en el hombro y sin fecha de regreso, se da por hecho que sus otros tres pilotos no seguirán.

El primero en mover ficha ha sido, precisamente, Àlex Márquez, quien ya ha anunciado que cambia Honda por Ducati y será el compañero de Fabio Di Giannantonio en el equipo Gresini. El pequeño de los Márquez tendrá que demostrar su potencial con una moto que hoy es a todas luces más competitiva que la Honda. Pol Espargaró tiene más que un pie en KTM y Takaaki Nakagami podría permanecer en HRC como piloto probador en lugar de Stefan Bradl, que tampoco seguirá.