Aleix Espargaró vuela en Argentina y ya es líder

Aleix Espargaró vuela en Argentina y ya es líder

Aleix Espargaró se consagra en Argentina
Aleix Espargaró se consagra en Argentina | MotoGP

El veterano piloto catalán de Aprilia, de 32 años, gana, en Termas de Río Hondo, el primer GP de su vida, en su carrera nº 284 y domina el Mundial a lo grande

Aleix, que fue el mejor en los entrenamientos del sábado, ha dejado que Martín (Ducati) llevase el peso de la carrera, para acabar ganando al final

Ocurrió. Sucedió. La vida, al final, te devuelve todo lo que tú le has regalado a lo largo de tu carrera. Hoy, en Termas de Río Hondo, en Argentina, ante 67.092 espectadores y frente a millones de telespectadores, el veterano piloto catalán Aleix Espargaró, de 32 años y 247 días, en su gran premio nº 284 (este era su GP 200 en MotoGP), después de haber pasado 19 años sin ganar (era el único de los 24 pilotos de la parrilla de MotoGP que no había ganado un solo gran premio), ha ganado su primera gran premio del Mundial y, encima, ha conseguido colocarse líder del campeonato del mundo.

El piloto de Granollers, que ha liderado todos los entrenamientos en Argentina a excepción de uno, salía desde la ‘pole’ y, después de dejar que su amigo Jorge Martín (Ducati) liderase la carrera durante tres cuartas partes de la misma, ha impuesto un mejor ritmo, ha conseguido, en su tercer intento de adelantamiento, superar al madrileño, seguir mandando la carrera como había hecho durante todo el sábado y, finalmente, provocar una de las mayores alegrías del Mundial de las dos ruedas porque todos, todos, los que viven en el ‘paddock’, sus 4.000 habitantes, estaban deseando que el mayor de los Espargaró ganase ¡ya! su primer gran premio.

La victoria de Espargaró, que se añadió a la del joven Sergio García Dols (GasGas, en Moto3), lideró un podio totalmente español con Martín y el catalán Àlex Rins (Suzuki) y, además, ese trío (Aleis Espargaró-Martín-Rins), ha sido el tercer podio distinto este año, lo que demuestra la enorme competencia que hay en MotoGP, pues el podio de Qatar fue (Bastianini-Brad Binder-Pol Espargaró) y el de Indonesia, (Oliveira-Quartararo-Zarco).

“Solo puede decir que es increíble, impensable, pero me lo merecía y, también, sí, se lo merecía toda la familia de Aprilia”, ha comentado Aleix Espargaró, en el ‘corralito’ de Termas de Río Hondo, después de llorar, a través de su móvil conversando con su esposa, Laura, y antes dela brazo infinito que le dio su hermano Pol, que sufrió una caída y no pudo acabar la carrera.

“Todo el mundo decía que iba a ganar porque nadie tenía mi ritmo, pero la verdad es que yo era el único que podía cumplir ese sueño y jamás me había enfrentado a una situación así. Y, sí, es verdad que durante todo el sábado e, incluso, el entrenamiento previo a la carrera, me sentí muy bien y con muy buen ritmo pero en carrera no tenía, no sé por qué, agarre. Lo he dado todo en las últimas cuatro vueltas, no podía fallar, en efecto, la presión era tremenda sobre mis espaldas, pero lo he logrado y, ahora, solo queda celebrarlo”.

Sigue MotoGP en DAZN. Activa tu cuenta y podrás disfrutar de los partidos en vivo

Es verdad, es cierto, que, en este extraño fin de semana, reducido a sábado-domingo, vivido en el trazado de Termas de Río Hondo, donde no se corrió en los últimos dos años, el dominio, el control, el mando, las maneras mostradas por Aleix Espargaró a lo largo de todas, todas, las sesiones de entrenamiento fue absolutamente de dominador, pero…”pero, todos sabemos que aquí, lo decisivo, es lo que ocurra el domingo y, en esa situación, era la primera vez que me encontraba con auténticas sensaciones de que podíamos ganar”.

Y es que Aleix, que fue, sin duda, el líder del ‘proyecto Aprilia’ desde que llegó, sabía que tenía la responsabilidad de acabar convirtiendo, no en podio, no en ‘pole’ histórica, como ya hizo este sábado, sino en victoria toda la fuerza que la familia de la fábrica de Noale ha puesto en la nueva moto que, ahora sí, es una de las punteras “hasta el extremo”, contó su amigo Jorge Martín, “que corre aún más que nuestra poderosa Ducati”. Pues todo eso y más lo logró el hermano de los Espargaró en los 41 minutos 36.198 segundos más históricos de la vida de Aprilia, que es, que lo sepan, la marca europea con más victorias en el Mundial.

“Para que la gente sepa lo que significa esta victoria, mi familia, mi esposa Laura, que es la que me ha convertido en el ganador que soy, vivieron aquellos días en los que acababa 18º, 19º o 20º y les dije que me iba a dedicar a otra cosa”, contó el ganador del GP de Argentina. “Pero apareció Aprilia, apareció Massimo Rivola y me prometió una moto ganadora si confiaba. Yo confié, ellos confiaron y aquí estamos, líderes, y ya veremos…".