Sport.es Menú

Los motivos de la descalificación de los dos Toyota

Los comisarios de las 6 Horas de Silverstone decidieron excluir a los coches japoneses por flexar más de lo permitido

El reglamento estipula que la pieza que marca la altura del coche respecto a la pista no puede ser flexible. Toyota argumenta que estaba rota

Fernando Alonso se queda sin victoria en las 6 Horas de Silverstone | Perform

Golpe de teatro en Silverstone después de que los comisarios decidieran descalificar a los dos Toyota por irregularidades técnicas. El equipo japonés, que había ganado con solvencia la tercera carrera de la temporada, sumando el tercer doblete consecutivo y nuevamente con Alonso-Buemi-Nakajima en lo más alto del podio, vio como perdía una carrera al filo de la media noche. La decisión daba la victoria al Rebellion #3 de Menezes-Laurent-Beche, que acabó la carrera a cuatro vueltas de los ganadores.

A la espera de saber si van a apelar la decisión o no, una medida que estudiarán en las próximas horas según declararon los responsables del equipo en un comunicado, hay que desvelar los motivos por los que los comisarios estimaron descalificar a ambos coches.

Después de la carrera los coches fueron verificados para controlar su estado y en este control se detectó que la flexión del fondo plano de ambos Toyota en el frontal del coche era superior a la permitida según el artículo 3.5.6.d del reglamento técnico para LMP1 híbridos. Se permite una flexión de cinco milímetros. En el Toyota #8 se detectó una flexión frontal de 9 milímetros, mientras que en el #7, que podía haber heredado la victoria, la medición de los comisarios arrojaba hasta 8 milímetros en la flexión lateral.

Los comisarios excluyeron a los Toyota por un exceso de flexión en el fondo plano | EFE

Toyota aclaró, posteriormente, que fue una avería la causante de la exclusión. En un comunicado emitido en la noche del domingo, además, aseguraban que esa pieza es así desde que estrenaron el coche hace ya más de un año. El equipo se justificaba diciendo que "ambos coches sufrieron daños en sus respectivas áreas del fondo plano durante la carrera debido a los impactos contra los nuevos bordillos de Silverstone. Lamentablemente, eso también provocó que los dos prototipos no pudieran pasar las pruebas de deflexión en las verificaciones técnicas posteriores a la carrera. Como resultado, los comisarios de carrera descalificaron a ambos coches".

En el comunicado se reiteraba que "el diseño y la construcción de la pieza en cuestión no ha cambiado desde su introducción al comienzo de la temporada 2017. Desde entonces ha pasado con éxito pruebas similares, como la última de Spa esta misma temporada".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil