Pedro Martínez de la Rosa: "El ambiente de Ferrari llevó a Alonso al cambio"

De la Rosa, de visita en el box de McLaren
De la Rosa, de visita en el box de McLaren en una imagen de archivo | sport

Josep Viaplana

Desde que debutó con Arrows en 1999 ha estado siempre ligado a la F1. Este año Pedro de la Rosa (Barcelona, 44 años) vivirá un GP de España insólito, viendo los toros desde la barrera. Su pasado en Ferrari y McLaren le convierten en un personaje idóneo para ofrecernos un poco de luz a lo que está sucediendo en la Fórmula 1.

¿Se le hace extraño?

Viendo los toros desde la barrera también estoy muy cómodo porque tengo más tiempo para observar a todos los equipos, pero sí que se me va a hacer extraño. Si lo echo de menos, todo piloto echa de menos estar detrás de un coche, aunque en los últimos años siendo piloto reserva tampoco había conducido lo suficiente. Ha sido un camino progresivo hasta acabar fuera, no de la noche a la mañana.

Usted siempre ha dicho, pese a no correr, que se siente piloto de carreras…

No estando en una escudería sé que no puedo sustituir a nadie. El valor añadido que tenía estar dentro de un equipo es que todo el trabajo que hacías de puesta a punto y de desarrollo se hacía también pensando en que si un día ocurría algo y alguno de los dos pilotos estuviese indispuesto tú lo podías aprovechar. Sin estar en un equipo no siento esta adrenalina extra, que es lo que siento de menos, pero la clave del éxito para haber estado tantos años en un equipo de F1 es siempre haber creído que yo podía sustituir en cualquier fin de semana a uno de mis pilotos oficiales.

No es de los que tiran la toalla

No, bajo ningún concepto, yo no tiro la toalla. Lo tengo clarísimo. Las carreras están en mi ADN. Tengo claro que mi futuro, probablemente, pase por proyectos más ligados a otras categorías que se adaptan más a mi edad, como el Mundial de Resistencia. Hay que ser realista y actualmente hay pocas diferencias entre la GP2 y la F1. Hay GP2 que van casi tan rápidos como algunos F1 y, por lo tanto, la F1 ya no es tan difícil de adaptarse y tenemos varios casos este año que lo reflejan. Ello es malo para los pilotos con más experiencia como yo, ya que sin haber grandes diferencias de prestaciones la adaptación de los jóvenes es fulgurante.

¿Los coches son más fáciles de conducir?

La F1, dirigida por ingenieros, ha hecho un reglamento técnico tan complejo que al final se ha ganado mucha complejidad en cuanto a unidad de potencia, un lío que el público ni entiende ni aprecia, pero han conseguido coches más lentos en paso por curva, sobre todo porque han reducido mucho la adherencia aerodinámica. El piloto ahora solo mueve los interruptores según le dice el ingeniero, que es el que hace la gestión, y el gran cambio para el piloto es que físicamente es mucho más fácil porque los tiempos son más lentos y se requiere menos exigencia.

¿Se esperaba que Ferrari no le renovara el contrato? ¿Iba en el mismo paquete que Alonso?

No me la esperaba, pero tampoco me sorprendió con tantos cambios en la dirección y con Fernando saliendo del equipo. Estuve dos años en Ferrari, una etapa fantástica, y solo me arrepiento de no haber podido contribuir pese a que todos trabajamos muy duro a que el equipo ganara un Mundial con Fernando, que hubiese sido mi sueño hecho realidad. En la F1, como en la vida, todo es cuestión de etapas. Acabó mi etapa en McLaren, en Sauber, en HRT y ahora en Ferrari, pero sigo aquí y con ganas de más. Todo no tiene que ser principio y fin en la F1, sino que estoy en un momento en el que veo una categoría interesante me la plantearé.

¿Cree en los milagros?

No

¿Cómo explica entonces el cambio dado por Ferrari?

Todo en la F1 es trabajo y estrategia. Ferrari ha sido durante muchos años el equipo más trabajador, pero además este año disfrutan de una gran estrategia que empezaron a sembrar en el 2014. Se empezó a trabajar en el coche 2015 antes que nadie, a costa de sacrificar el 2014 y eso explica sus resultados. Aparte de ello, ahora tienen que ser capaces de desarrollar el coche durante el año, que también lo están haciendo. El hecho de tener 8 meses de ventaja con respecto al resto acumulas trabajo estratégicamente bien planificado. El carrerista solo ve la carrera que viene, pero siempre se necesitan gestores que sepan ver los próximos años, no la próxima semana. En mi opinión, ése es el motivo del gran salto que ha dado Ferrari este año, que han sabido planificar estratégicamente el 2015 de una manera inteligente.

¿Pueden disputarle el título a Mercedes?

Sí, todo irá en función de cómo y cuánto desarrollen el coche durante el año, pero les veo muy fuertes y ya les ganaron en la segunda carrera. Si juegan bien sus cartas y desarrollan el coche más y mejor que Mercedes pueden luchar perfectamente por el Mundial. Está difícil, pero interesante.

¿Cuáles fueron los mejores y los peores momentos que vivió en los dos años en los que militó en la Scuderia?

El mejor momento, la victoria de Fernando en Barcelona el 2013. Ver a un Ferrari, conducido por Fernando, ganando en España fue inolvidable. ¿Malos? quizás cuando llegó Mattiacci y tras el GP de China comunicó que se paraba el desarrollo del coche 2014 y que todos teníamos que concentrarnos en el 2015. Psicológicamente es complicado porque sabes que por delante te queda un año durísimo, trabajando en la sombra para el siguiente ejercicio y conscientes de que no había nada que hacer en la pista. Además, es una decisión interna y de cara al exterior tienes que seguir sacando pecho y haciendo ver que no pasa nada.

La pregunta del millón de dólares y que se ha repetido un millón de veces, ¿Se equivocó Alonso marchando de Ferrari?

No soy nadie para juzgar las decisiones de otro piloto, puesto que nadie sabemos los entresijos que llevan a una decisión. Pero hay una cosa que hay que decir y es que Fernando siempre ha dicho que el proyecto de McLaren era a medio y largo plazo. Él sabía mejor que nadie lo que había y no hay que olvidar que llevamos cuatro carreras. Sería injusto por mi parte juzgar la decisión y más sabiendo el ambiente que se respiraba en los últimos meses en Ferrari, era un ambiente que precisaba un cambio y por eso Fernando apoyé siempre su decisión pese a que sabía que me iba a afectar.

Si hay un equipo que conoce bien es McLaren

Ha cambiado mucho desde que yo estuve ahí...

¿Se esperaba un fracaso como éste?

Hay que esperar un poco más, aunque la realidad es que nadie esperaba que Honda estuviese tan lejos. No hablo de rendimiento, sino sobre todo de fiabilidad. Puedes tener más o menos rendimiento pero la fiabilidad entrando un año más tarde es algo que se presupone. La única sorpresa negativa es que Honda está más lejos de lo esperado… sobre todo en cuanto a fiabilidad porque el rendimiento lo irán encontrando.

¿Se ha visto el potencial real del coche?

Hoy en día con la complejidad técnica no sabes cuantos kilovatios de potencia pueden utilizar en el motor eléctrico, no sabes ni el avance que llevan en la inyección… hay un millón de parámetros que tienes que sacrificar en pos de la fiabilidad porque sin ella tienes que conducir a potencia reducida. Estamos en plena temporada, todos tenemos prisa, sobre todo viniendo el GP de casa pero hay que confiar y tener paciencia.

¿Nos tenemos que creer a Ron Dennis cuando dice que van a acabar este año ganando carreras?

No tengo ni idea. A nivel técnico irán mejorando, poco a poco. Solo ellos saben hasta dónde pueden llegar y lo importante es que la mejora sea ascendente. Si analizas los tiempos que han hecho de Australia a Bahrein han ido mejorando linealmente de una manera muy progresiva, pero solo Honda y McLaren saben hasta dónde pueden mejorar. ¿Será suficiente para ganar? Difícil de creer el primer año. Para mí este año su objetivo tiene que ser puntuar y el año que viene ir a por el mundial.

Mencionaba a los jóvenes pilotos que han llegado este año. ¿Quién le ha sorprendido más? ¿Qué le parece la adaptación de Carlos Sainz?

Carlos se ha adaptado a velocidad de vértigo. De él me han sorprendido su madurez, su rapidez de adaptación, pero también como acepta los errores. Cuando se equivoca lo dice y lo dice convencido porque ha visto errores que quiere mejorar y eso es influencia directa de su padre que es un deportista que conoce muy bien el mundo del motor. Tiene una autocrítica positiva que es muy importante para un deportista. Por otro lado, tenemos el caso de Max Verstappen, que ha demostrado que hoy en día el paso de un F3 a un F1 no es tan grande. Él es muy bueno, tiene un grandísimo talento, pero está claro que a un monoplaza hoy le faltan prestaciones. Esa es la realidad. Siempre he creído que la F1 era la fórmula reina y por ello tiene que ser la primera en todos los sentidos y en  primer lugar, desde luego, en cuanto a prestaciones. Que Verstappen o incluso Sainz se hayan adaptado tan rápido no es bueno, significa que la F1 está demasiado próxima a las categorías de promoción y no hay un gap que la haga especial y es la raíz de todos los problemas que vienen después como la caída de audiencia, el ruido de los motores, etc. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil