Marc Gené: "El tiempo dirá si Alonso se ha equivocado"

Marc Gené es piloto probador de Ferrari
Marc Gené es piloto probador de Ferrari | MARC CASANOVAS

Marc Gené es una de las personas con mayor antigüedad en Ferrari, donde ha cumplido diez años. El piloto catalán está viviendo con intensidad esta temporada, en la que el equipo ha dado un salto cualitativo tan inesperado como espectacular.

JOSEP VIAPLANA

Se han disputado cuatro grandes premios y lo que se aventuraba como una promesa se ha convertido en una realidad. Ferrari ha vuelto al rol de protagonista…

‘Ferrari is back’, como dicen en inglés. Pero nadie se esperaba una mejora tan grande. Se han superado las expectativas. El objetivo era dar un paso al frente, con un equipo de gente nueva y construir una muy buena base para crecer a partir de aquí y creo que hemos avanzado muchísimo más en todos los aspectos del coche hasta el punto de poder luchar con los Mercedes. Todavía no lo hacemos de tú a tú, ya que ellos son más rápidos que nosotros en todas las situaciones, exceptuando cuando hay una degradación muy alta de neumáticos, como se vio en Malasia, pero a pesar de ello estamos ahí, muy cerca, preparados para aprovechar cualquier fallo. Somos el equipo que ha dado el salto más grande y en los quince años que llevo en la F1 nunca he visto de un año al otro un salto como éste sin que hubiera un cambio en la reglamentación.

¿Dónde está la llave de este salto de calidad?

Quien mejor puede opinar de ello es Kimi Raikkonen, que es el único que ha conducido el coche del año pasado y de este. Y él me dice que la unidad de potencia es uno de los motivos, pero no es el único. El coche ha mejorado tanto en el apartado motor como en el de chasis y también se están ejecutando muy bien las estrategias. En definitiva, ha mejorado el motor, sin duda, pero también es mejor el paso por curva, la tracción, tenemos fiabilidad…

¿Sorprende que esta mejora llegue, y de forma inmediata, después de que haya habido una revolución en las estructuras de Maranello?

Es sorprendente y anormal, aunque no hay que olvidar que el equipo técnico actual se fichó en el año 2013 y el año pasado ya estaba trabajando en el coche del 2015. El monoplaza no lo hace James Allison, que es nuestro director técnico, sino un equipo que trabaja bajo su responsabilidad y éste es el primer coche que está hecho cien por cien por ellos. Después ha habido cambios como el del apartado de estrategia que tiene efectos inmediatos, que es el que lleva Iñaki Rueda. Se han cambiado los dos ingenieros de pista de ambos pilotos, se ha incorporado también Toni Cuquerella y esta gente llega tal cual y sorprende, al igual que Vettel, lo rápido que se han adaptado todos. Ferrari, en este aspecto, cuando llegas tratan de ponerte en una situación de trabajo en la que puedas rendir inmediatamente.

Sorprende que no haya errores con tanta gente nueva en el equipo…

Errores los habrá. Los hacemos todos. Recuerdo que en el primer briefing que acudí en Australia, curioso también por ver la manera de trabajar de Vettel, me impresionó comprobar como la mayoría de las veinte personas que había en la sala eran nuevas. El cambio que ha habido entre las personas operativas es enorme. Arrivabene ha buscado un perfil concreto, de equipo, que sea gente sin egos y que todos trabajemos para ayudarnos los unos con los otros bajo la dirección de James Allison. De hecho, parece que lleven mucho tiempo trabajando juntos pese a que ha habido cambios sustanciales en la forma de trabajar, puesto que los que se han incorporado, como Toni Cuquerella o Iñaki Rueda, han podido establecer sus métodos.

¿Qué es lo que ha aportado de diferente Vettel?

Vettel ha aportado una muy buena relación entre él y Kimi. La relación entre ambos es genuina y muy buena. Vettel ha hecho que, pese a que entre ellos exista competencia porque es algo inevitable, sea una rivalidad muy sana y ello hace que Kimi tenga una mentalidad positiva y no derrotista. Entre los dos coches se está trabajando extremadamente bien. Seb, por otro lado, también ha aportado mucha disciplina. Es un piloto muy humilde que cuando acaba las carreras ayuda a los mecánicos… son pequeños detalles que hacen que ahora mismo el equipo esté más cohesionado que nunca. Arrivabene también insiste mucho en ello. Quiere que se viva con pasión y habla claro, con transparencia. Si lo hacemos bien lo dice, pero si va mal también. En Bahrein, por ejemplo, dijo que Vettel había tenido una mala carrera. Era impensable oírlo hace unos años. Y Vettel ha traído también la mentalidad alemana. Es un piloto superdisciplinado, inteli gente, trabajador, metódico y esta parte alemana, que quizás ya vivimos en su día con Schumacher, la combina con un carácter muy humilde, próximo…

Se le empieza a comparar con Michael Schumacher

Son muy diferentes, aunque en cuanto a método de trabajo son parecidos. Sale muy tarde del circuito, los briefings son muy largos, presta atención a todos los detalles… Mientras Michael hacía muchas cosas porque sabía que era la forma de sacar el máximo rendimiento de las personas, Vettel es así, natural, más humano, es su carácter. Schumacher cuidaba a su equipo y no tanto al de Barrichello, mientras que Sebastian está más integrado en todo lo que es Ferrari.

¿Alonso se equivocó dejando Ferrari?

Si tienes claro que quieres hacer un cambio los resultados no lo son todo y menos cuando llevas tantos años. Yo, por ejemplo, tomo ahora decisiones sobre equipos no tanto por los resultados sino por dónde quiero estar. El tiempo será quien dirá a nivel de resultados si se ha equivocado o no y a nivel de satisfacción personal si él ha dicho que es feliz dónde está esta claro que es la decisión que quería tomar. Vivió en Ferrari un ciclo de cinco años, un ciclo que pienso que no fue tan negativo ya que ganamos muchas carreras y yo, que trabajé mucho con él, te puedo decir que se lo pasó bien, estuvo contento y demostró que es un extraordinario piloto. Si te centras en lo que hemos visto del 2015, sin duda que la mejor opción era Ferrari, pero supongo que él tomó la decisión pensando a medio plazo y el tiempo será quien dirá a nivel resultadista si se equivocó o no y a nivel de satisfacción personal quiero pensar que no porque nadie le obligó, fue una decisión suya, pensada y meditada.

Si la sorpresa del año ha sido Ferrari, la decepción es McLaren

La tecnología híbrida es extremadamente compleja. Es cierto que les ha costado más de lo que yo pensaba, pero también que la mejora es muy grande. La evolución de Australia a Bahrein es espectacular, pese a que Button tuvo muchos problemas. Ferrari estoy de acuerdo q u e e s t á mejor de lo que el más optimista podía esperar y también que nadie podía imaginarse un inicio así de McLaren, pero McLaren es un equipo con muchos medios y ahora mismo ya están a un nivel aceptable cuando las cosas funcionan. Fernando acarició en la última carrera la Q3 y los puntos, pero está claro que ha sido un arranque muy difícil.

¿Pueden ser competitivos en Barcelo na, el próximo 10 de mayo?

Estaban tan mal que mejorar no es difícil y son mejoras muy visibles, de medio segundo. A partir de ahora lo normal es que las mejoras no sean tan evidentes y van a mejorar ellos y también el resto de coches. Después de cuatro carreras, a partir de Barcelona veremos qué equipos y qué coches son capaces realmente de mejorar, ya que a veces no se cumplen las previsiones y las novedades no funcionan. Llevan una mejora muy grande, pero falta que se refleje en la pista y en el crono.

La realidad, y eso sí que no es ninguna sorpresa, es que los Mercedes siguen estando por delante

Prefiero que estén por delante dos o tres décimas, que a día de hoy no tienen más margen, que no como el año pasado que tenían más de un segundo. Están por delante, pero lo suficientemente poco por delante que cuando no lo hacen todo perfecto les podemos ganar. Pensamos que estamos ahí por méritos propios y no por errores, con unas ganas enormes de dar un salto más grande que ellos y luchar de tú a tú en cualquier tipo de circuito.

¿Se puede conseguir este año?

Sin duda. Seguro. Es nuestro objetivo. Si mejoramos el coche más rápido que ellos estamos aún a tiempo de poder competir por el campeonato. No era nuestro objetivo antes de empezar el Mundial, pero como hemos empezado tan bien hemos cambiado el objetivo. Trataremos de ganarles este año. No somos los favoritos, lo sabemos, pero estamos lo suficientemente cerca como para intentarlo.

¿Williams ha dado un paso atrás?

O lo hemos dado más grande nosotros hacia delante. Aquí nadie hace un coche peor que el del año pasado, puesto que si es así te quedas con el que ya tenías. Williams ha mejorado, pero nosotros muchísimo más.

Al margen de Alonso hay otros dos españoles compitiendo esta temporada, Carlos Sainz y Roberto Merhi. ¿Qué le parece la progresión de Sainz?

Excepcional. No podía haber hecho un debut mejor. Ha demostrado ser un piloto muy maduro. Me ha sorprendido su inteligencia, el approach que hace de las carreras y parece que lleve años compitiendo en F1. No nos olvidemos, su compañero de equipo teóricamente ya era campeón del mundo antes de empezar, decían que era una megaestrella y Carlos no solo le gana en planteamiento y madurez sino que le está ganando en velocidad, en carrera y en crono. Su debut es inmejorable.

¿El siguiente paso?

Todo dependerá de la evolución del coche. Toro Rosso, históricamente, no es un equipo que evolucione mucho. El coche ha nacido bien y han puntuado cuando estaba a su alcance porque a partir de ahora será más complicado.

Y también ha debutado Roberto Merhi, con Manor

Pensaba que necesitarían más tiempo para poner los coches en pista. Roberto es rápido, pero cuando conduces un coche que está tan lejos cuesta mucho juzgar a un piloto. Para él es un éxito haber debutado en F1, cumplir su sueño y ojala que le pueda aportar algo más para el futuro.

¿Es complicado para un piloto conducir un coche tan poco competitivo?

Es más difícil hacer tu vuelta para quedar el 20 con el Manor que la de Hamilton. Si ves la cámara interior ves como el piloto lucha una barbaridad. El coche, cuanta más carga aerodinámica tiene, más fácil es y menos errores cometes. Desde fuera nadie dirá lo bien que lo haces. Estás tan lejos que poder demostrar tu capacidad es difícil. En definitiva, el mismo piloto parece mejor con un buen coche que con uno malo. Tú eres el mismo, pero el coche hace que parezcas mejor o peor.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil