Sport.es Menú

La maratón de Fernando Alonso

La semana pasada probó el Toyota del Dakar en Sudáfrica y este miércoles culmina dos días de test de F1

De Bahrein irá a Francia para un test del WEC y después a Texas para probar el coche de Indy 500

La vuelta al mundo de Fernando Alonso
| Marc Creus

El regreso de Fernando Alonso al volante de un fórmula 1 fue, junto al debut de Mick Schumacher a los mandos de un Ferrari, uno de los grandes atractivos del primer día de test en Bahrein. El asturiano prosigue en Sakhir un particular maratón que le ha llevado en el último mes a dar la vuelta al mundo para probar coches de características y prestaciones muy diferentes.
Fernando Alonso completó el primero de los dos días de test con McLaren y Pirelli, dando 64 vueltas al circuito de Sakhir pese a la inesperada aparición de la lluvia.

Cuando anunció que no correría en F1 en 2019 pocos se podían pensar el actual ajetreo en el que está inmerso. De hecho, el paso al lado pronosticaba para algunos el principio del fin. Al contrario, desde que ha empezado el año no ha parado, pero estos días se está superando a si mismo.

Empezó el año preparando su participación en las 24 Horas de Daytona, prueba en la que se impuso con Wayne Taylor Racing. Tras un breve paso por los test de Barcelona de F1, donde oficializó su idilio con McLaren al ser presentado como embajador, empezó a preparar las 1.000 Millas de Sebring, carrera que también ganó con Toyota y sustentó el liderato en el WEC. Lejos de tomarse un respiro, la pasada semana viajó a Sudáfrica para probar el Toyota Hilux V8 con el que Al-Attiyah se impuso en el último Dakar, disparando los rumores tras dos días de test.

Su periplo prosiguió, puesto que desde Sudáfrica voló directamente a Bahrein, donde hoy culminará la segunda jornada de pruebas con el coche que compiten Carlos Sainz y Lando Norris. Durante el fin de semana vivió con intensidad los avatares de un Gran Premio que había ganado en tres ocasiones (2005, 2006 y 2010) y que supone la carrera de casa para McLaren, ya que Mumtalakat, un fondo de inversión que pertenece al estado bahreiní, tiene la mayoría de acciones de Woking.

La maratón de Alonso no termina ahí, ya que esta misma noche coge un vuelo que le tiene que transportar a Francia. Al asturiano se le espera mañana por la mañana en Paul Ricard, donde Toyota ha programado dos jornadas de test para preparar las 6 Horas de Spa y las 24 Horas de Le Mans. Pero la actividad no disminuye, puesto que el próximo martes estará de nuevo en Estados Unidos para tener la primera prueba de contacto con el McLaren que correrá en mayo las 500 Millas de Indianápolis.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil