Grosjean: "Ví la muerte venir"

Grosjean seguirá un día más en el hospital y quiere correr en Abu Dhabi para despedirse de la F1

"Pensé en Niki Lauda, en mis hijos... los 28 segundos parecieron más", relata sobre el accidente

 El delegado médico de la FIA se lanzó sin pensarlo a por Grosjean para sacarlo de las llamas | Perform

Romain Grosjean sigue recuperándose favorablemente de las lesiones sufridas en su gravísimo accidente en Bahrein, en el que escapó de las llamas y salvó la vida de 'milagro'. Se esperaba que fuese dado de alta este mismo martes del hospital de Manama, en el que se encuentra ingresado desde el domingo, pero Haas ha informado que se quedará una noche más en observación. Con todo, el piloto franco suizo se ha propuesto correr en Abu Dhabi, que cierra el Mundial 2020 del 11 al 13 de diciembre y que va a suponer su despedida del equipo y de la parrilla, ya que Grosjean no continuará en la próxima temporada en la F1.

Sport.es

El director de Haas, Gunther Steiner, que el lunes confirmó que su piloto de pruebas, el brasileño Pietro Fittipaldi, nieto del mítico campeón de F1 Emerson Fittipaldi, ocuparía la plaza de Grosjean este fin de semana en el GP de Sakhir, ha revelado que "Romain tiene intención de estar en la última carrera de Abu Dhabi", siempre que obtenga autorización médica para pilotar. "El tema es que a Romain le gustaría hacerlo. Hablé con él ayer al respecto. Pero le dije: 'Intenta mejorar, hablamos el domingo o el lunes y nos dices cómo te sientes, a ver si es posible. Básicamente pensaremos en ello cuando llegue el momento.Tenemos mucho tiempo. Pietro está aquí, Romain está aquí, solo tenemos que ver cómo se siente, así que no tengo prisa por decidir qué hacer, depende de su salud".

Steiner aclaró que la noche extra en el hospital era por precaución: "Le hicieron algo en las quemaduras, no sé exactamente qué. Se quedará otra noche en el hospital, pero no hay nada de qué preocuparse. Simplemente dijeron que es un ambiente más seguro, principalmente debido a las quemaduras. Solo le dijeron que mejor se quedara otra noche. Pero todo va bien. Los médicos están muy contentos y todo va como esperaban, así que no hay contratiempos ni nada por el estilo, es solo para que la curación de las heridas sea más rápida".

Mientras tanto, el propio ha querido transmitir un nuevo mensaje de tranquilidad a los aficionados y de agradecimiento por las muestras de afecto recibidas estos días. Romain, que lleva un aparatoso vendaje en sus dos manos, que se llevaron la peor parte en las quemaduras, ha publicado un mensaje en instagram donde aparece haciendo flexiones de rodilla: "Nunca pensé que algunos ejercicios de peso corporal me harían feliz. El cuerpo se está recuperando bien del impacto. Ojalá lo mismo que las quemaduras en las manos.  Gracias de nuevo a todos por los mensajes. Ps: todavía soy un poco lento para escribir".

Ví la muerte venir y salí por mis hijos

En una entrevista telefónica a la la TF1 francesa, Grosjean ha ofrecido un emotivo relato de su accidente: "No sé si la palabra milagro existe, pero en cualquier caso no era mi momento de morir. Parecieron mucho más de 28 segundos. Ví que mi visera se volvía naranja, u las llamas en el lado izquierdo del coche. Pensé en muchas cosas, incluído Niki Lauda, y pensé que no era posible terminar así. Ahora no, no podría terminar mi historia en la Fórmula 1 así. Y luego, por mis hijos, me dije a mí mismo que tenía que salir. Metí las manos en el fuego, así que claramente sentí arder en el chasis".

Grosjean ha explicado que su hijo pequeño Simon, de cinco años, cree que tiene "poderes mágicos" y que tiene un "escudo de amor mágico" que lo protege. “Mi hijo mayor, Sacha, que tiene siete años, es más racional, trata de comprender. Y mi pequeño ha hecho un dibujo, 'para las llagas de papá en sus manos". El piloto de Haas ha reconocido que probablemente tendría que hablar con un psicólogo sobre el trauma de un accidente tan dramático, "ya que realmente vi venir la muerte".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil