El Gran Premio de Australia será suspendido

Tras el positivo por coronavirus en McLaren, los equipos y pilotos han presionado para cancelar la carrera

La FIA y la F1 preparan un comunicado oficial y estudian aplazar el inicio del Mundial hasta el 3 de mayo en Holanda

Australia se queda sin F1 este domingo
Australia se queda sin F1 este domingo | AFP

El Gran Premio de Australia debía abrir  este viernes la temporada de Fórmula 1, aunque a tenor de los últimos acontecimientos, el plan ha saltado por los aires. Un positivo por coronavirus detectado ayer en el personal de McLaren ha provocado la retirada de los de Woking en Melbourne y una cumbre de urgencia del resto de escuderías y los responsables de la Fórmula 1 para evaluar la cancelación de la cita australiana.  Y aunque todavía no es oficial, parece ser que la presión de los pilotos y los equipos ha acabado por surtir efecto y la primera carrera del año ha sido suspendida, estando también en peligro las dos siguientes en Bahrein (a puerta cerrada) y Vietnam, además del ya conocido aplazamiento del GP de China. De confirmarse este pronóstico, el Mundial podría arrancar en Zandvoort el 3 de mayo.

Los pilotos, en pie de guerra

La intensa jornada previa del jueves en  el circuito Albert Park de Melbourne arrancó con una explosiva rueda de prensa. El hexacampeón del mundo, Lewis Hamilton atacó a los gestores del Mundial, el grupo estadounidense Liberty. “El mundo y el deporte se paran por el coronavirus y la F1 no... aquí  el dinero es el rey. Es impactante. Estoy muy sorprendido de que estemos todos aquí y de que haya tantos aficionados en la pista. Todo el mundo está respondiendo, quizás demasiado tarde,  pero la Fórmula 1 sigue funcionando”, lamentó el británico, que acabó su discurso con una advertencia: “Sólo espero que pasemos este fin de semana sin ver ninguna muerte”. A su lado, Sebastian Vettel le secundó e incluso abrió la puerta a un motín de los pilotos: “Siempre podemos tirar del freno de mano”, sugirió  el alemán.

Por la tarde la situación se complicó. McLaren informó que se retiraba del Gran Premio de Australia después de que uno de los miembros de su personal, que permanecía aislado en su hotel con síntomas, diera  positivo en la prueba del Covid-19. “La decisiónde retirarnos se ha tomado por el deber de proteger no solo a los empleados y socios de McLaren, sino a todos los equipos y los aficionados”, argumentó la escuadra británica en un comunicado publicado en Twitter, apuntando que el director general de McLaren, Zak Brown, y el director del equipo, Andreas Sedl, ya habían informado a la organización de la  FIA y a la Fórmula Uno.

Estos últimos reaccionaron con un escueto comunicado: “Tras el resultado de la prueba a un miembro del equipo McLaren, la Fórmula 1 y la FIA se han estado coordinando con todas las autoridades relevantes para decidir los próximos pasos. Nuestra prioridad es la seguridad de los aficionados, los equipos y todo el personal”, podía leerse en la nota de la F1.
El caso de McLaren era uno de los nueve  detectados en las últimas horas en el paddock. Siete de las ocho pruebas realizadas al personal de los equipos (entre ellos, cuatro miembros de Haas) dieron negativo y aún hay un fotógrafo australiano pendiente de conocer el resultado de su test. 

Alerta sanitaria

El jefe de Sanidad del estado de Victoria, Brett Sutton,  ya había advertido previamente que si se daba un positivo de coronavirus entre los miembros del paddock de la Fórmula 1 eso probablemente implicaría el aplazamiento o cancelación del Gran Premio de Australia. “Si las pruebas realizadas al personal dan positivo, tenemos que considerar lo que significa para sus contactos cercanos y si tienen un número de contactos cercanos en varios equipos, entonces esas personas deben ponerse en cuarentena. Si eso definitivamente detiene la carrera, que así sea”, aseguró a la radio 3AW de Melbourne.

Pasada la medianoche,  los jefes de los equipos se citaron para una reunión extraordinaria.  El portal especializado motorsport.com, a la espera de un comunicado oficial, anticipó que la conclusión será la cancelación de la prueba australiana. “En las conversaciones con la FIA y la F1, la mayoría de las escuderías dijeron que no querían continuar con el evento, por lo que el máximo organismo aceptó la cancelación”, apuntaba esta información.  El periodista de la BBC Andrew Benson,  citó dos fuentes anónimas de alta responsabilidad en la F1 para confirmar este extremo.

McLaren se verá obligado a poner en cuarentena a todo el equipo debido al riesgo de contagio, y para el equipo inglés se hace imposible acudir al Gran Premio de Bahrein, la segunda cita del calendario 2020, dentro de una semana. La hipótesis que ahora cuenta con más opciones es la de una triple cancelación (Australia, Bahrein y Vietnam). De hecho, el calendario debería comenzar en Zandvoort (Paises Bajos) el 3 de mayo. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil