La gran fiesta de la F1 en Barcelona

La gran fiesta de la F1 en Barcelona

Vista aérea del Circuit, que este fin de semana se vestirá de gala para recibir a la F1
Vista aérea del Circuit, que este fin de semana se vestirá de gala para recibir a la F1 | Circuit de Barcelona-Catalunya

El Gran Premio de España llega al Circuit este fin de semana en plena ola de calor, con todo vendido y máxima expectación

El regreso de Fernando Alonso y las opciones de victoria de Carlos Sainz han disparado el interés del público

Las duras restricciones que tanto deslucieron las dos pasadas ediciones del Gran Premio de España a causa de la pandemia han quedado atrás y este fin de semana se prevé un lleno absoluto en el Circuit de Barcelona-Catalunya, que hace meses colgó el cartel de “no hay entradas” . En la ciudad los hoteles están completos y a precios astronómicos. Se pagan hasta 300 euros por una plaza en un modesto ‘hostel’ y 3.000 por una habitación con todas las comodidades. El trazado de Montmeló se prepara para asisir a una auténtica fiesta deportiva que no se recordaba desde los tiempos de gloria de Fernando Alonso.

El regreso del asturiano a la F1 y la trayectoria ascendente de Carlos Sainz tienen buena parte de la ‘culpa’ de esta inusitada expectación, aunque también, como dice Pedro de la Rosa, el “buen producto” que exporta actualmente el campeonato del mundo. La nueva rivalidad que protagonizan este año el campeón Max Verstappen y el líder Charles Leclerc, la crisis que atraviesan Mercedes y Lewis Hamilton y las ganas que le pone la nueva generación de pilotos han disparado la atención del gran público por la categoría reina del automovilismo.

Pulso al rojo vivo

Tras las cinco primeras carreras de la temporada, Leclerc -ganador en Bahrein y Australia- está al frente de la clasificación con 104 puntos, 19 más que 'Mad’ Max, que a pesar de tener dos ceros en su cuenta, ha recortado notablemente las diferencias gracias a sus tres victorias en las tres carreras que ha acabado, en Arabia Saudí y en las dos últimas citas del calendario, Emilia-Romagna y Miami. Tercero en el campeonato es su compañero, Sergio Pérez, a 38 puntos, por delante del británico George Russell (Mercedes), a 45 puntos, mientras que Carlos Sainz (Ferrari) ocupa el quinto puesto, a 51 puntos del piloto monegasco, con tres podios en lo que va de curso.

Verstappen , que en 2016, en su primera carrera con Red Bull y precisamente en el Circuit de Barcelona se convirtió a sus 18 años en el más joven ganador de la historia de la F1, aspira a sumar otro éxito este domingo: “Tengo muchos buenos recuerdos de esta pista, desde mi primera victoria en la Fórmula 1. Todos conocemos muy bien el circuito debido a la cantidad de test que hemos hecho aquí a lo largo de los años. Así que, a diferencia de Miami, tenemos una cantidad sustancial de datos para utilizar antes de la carrera", advierte el neerlandés, de 24 años.

Alonso, contra la mala suerte

A Alonso le ha perseguido con insistencia la mala suerte en una temporada que arrancó con el noveno puesto de Bahrein. Después, rompió en Arabia Saudí el motor de su Alpine, que sufrió un fallo hidráulico en Australia. El toque con el Haas de Mick Schumacher provocó que perdiera un trozo del pontón del monoplaza en Imola (Italia), donde se retiró; y dos sanciones le dejaron sin puntos hace dos domingos en Miami.

“En el inicio del campeonato hemos tenido buenas actuaciones pero en los domingos no lo hemos completado con puntos que merecimos y que habíamos trabajado para ellos. Como se diría en el fútbol, hemos jugado muy bien en los primeros partidos, pero hemos empatado todos y no hemos ganado aún. Así que hay pocos puntos y eso tiene que cambiar”, ha analizado el piloto asturiano este jueves en Barcelona.

Barcelona y la F1, una relación con futuro

El Gran Premio de España alcanza este fin de semana su quincuagésima primera edición desde que debutó en el Mundial de F1, en 1951 y en Pedralbes (Barcelona), con victoria del mítico Juan Manuel Fangio, quíntuple campeón mundial para Argentina. Luego, tras disputarse otra carrera más en esa pista, se celebraron nueve ediciones en el Jarama (Madrid), cuatro en Montjuïc y otras cinco en Jerez (Cádiz), hasta que, a partir de 1991, se comenzó a competir en el Circuit de Barcelona-Catalunya, en Montmeló, que este fin de semana albergará su 31ª edición del gran premio. Un vínculo con historia, cambios de escenario y también algunos altibajos debido a las presiones económicas. Superado el peor momento de la pandemia y las diferencias políticas, el acuerdo final y de importantímo valor alcanzado por las instituciones ha permitido lograr la estabilidad tan deseada por todas la partes implicadas, con un contrato a cinco años vista que ha permitido abordar las primeras obras de remodelación.

El alemán Michael Schumacher y el inglés Lewis Hamilton, que comparten récord de títulos mundiales (7), también comparten plusmarca de victorias en el Gran Premio de España: seis; todas en la pista de Montmeló. El piloto que consiga añadir su nombre al palmarés de vencedores en el Circuit de Barcelona estrenará el nuevo podio, que ya destaca poderosamente en las renovadas instalaciones.

Ola de calor

Este fin de semana el Gran Premio de España de F1 sufrirá la ola de calor más intensa a estas alturas en los últimos 20 años, con lo que pilotos y equipos se van a encontrar en el Circuit de Barcelona-Catalunya  una continuidad de las condiciones que tuvieron hace dos semanas en la primera edición del Gran Premio de Miami. El fin de semana se esperan temperaturas que van a superar de largo los 30ºc tanto el sábado como el domingo en Montmeló, lo que será un factor a tener en cuenta respecto a la degradación de los neumáticos y más en una pista ya de por sí de elevado desgaste.