Ferrari, líder del Mundial, ¿Flor de un día?

El equipo de Maranello se ha colocado al frente del Mundial de Constructores con 4 puntos de ventaja sobre Mercedes

Las diferencias entre el Mercedes y el Ferrari se han reducido mucho, pero los alemanes siguen estando delante

Maurizio Arrivabene ha dirigido el gran cambio de Ferrari
Maurizio Arrivabene ha dirigido el gran cambio de Ferrari | efe

La extraordinaria victoria de Sebastian Vettel en el Albert Park de Melbourne ha constatado los enormes avances que ha hecho la Scuderia este invierno. En los test de Barcelona los de Maranello ya fueron los que hicieron el mejor tiempo a una vuelta y los más rápidos en simulacro de carrera, con lo que ya esperábamos que fuesen competitivos en este arranque de Mundial.

Lewis Hamilton impuso el sábado su ley en la calificación y superó en dos décimas a Vettel, quien ya dio el primer aviso del potencial del coche al colocar por primera vez desde Singapur 2015 a un Ferrari en primera línea. En 2016 la diferencia entre Hamilton y Vettel, el primer Mercedes y el primer Ferrari, primero y tercero en la parrilla respectivamente, era de ocho décimas en el GP de Australia. Es evidente entonces que el bólido de Maranello ha mejorado de forma notable a una vuelta.

En carrera, refrendando lo que ya se vio en Barcelona, el ritmo de Sebastian Vettel fue brutal. El alemán se ha pegado detrás de Lewis Hamilton en la salida y no le ha dejado marchar más allá de dos segundos. Sentir este aliento en el cogote ha sido lo que ha originado las dudas de Hamilton, que ha trasladado a su equipo y precipitado una estrategia que ha resultado nefasta para sus intereses.

Hoy, sin duda, el Ferrari ha sido mejor coche, a los mandos de Vettel, ya que Kimi Raikkonen parecía que fuese con otro monoplaza, sobre todo porque ha demostrado una extraordinaria capacidad para gestionar las ruedas y su degradación. Ahí ha estado la clave.

“El año pasado fue difícil, pero ahora tenemos un coche muy bueno y hemos ganado. El día de mañana ha de verse, pero hoy hemos ganado”, ha apuntado Jock Clear, que es el jefe de ingenieros de la Scuderia. “China será diferente, seguramente, pero es verdad que el coche es muy bueno y que el equipo ha progresado mucho. El coche de este Gran Premio es muy diferente al de Abu Dhabi, así que tenemos que continuar”.

La reflexión que nos queda es que Mercedes tiene un gran coche, pero que será mucho más difícil dominar de la manera que lo ha hecho los últimos años. Va a ser el equipo a batir, sí, pero con el permiso de Ferrari y Red Bull, que no tardarán en llegar. Es muy bueno y necesario empezar un Mundial sin saber quién va a ganar.

Después del primer envite, Ferrari domina el campeonato de pilotos y el de constructores, con 4 puntos de ventaja sobre Mercedes.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil