Sport.es Menú

Alonso: cuenta atrás para Le Mans

Tras su abandono en Canadá puso rumbo a Francia, donde le esperan para las verificaciones

La gran aventura del asturiano de cara a sus primeras 24 Horas ha comenzado en La Sarthe

Alonso, al volante del Toyota
Alonso, al volante del Toyota con el que competirá en Le Mans | EFE

Sin tiempo para descansar, ni tampoco para lamentarse por su abandono en carrera, Fernando Alonso se despidió a escape del Gran Premio de Canadá, el número 300 de su historia en la Fórmula 1. Tenía prisa por coger un vuelo a Francia, donde le esperaban para las verificaciones de la 24 Horas de Le Mans. La gran aventura de Alonso ha comenzado.

El asturiano tiene que presentarse este lunes en el circuito de La Sarthe antes de las 16.00 horas para exponer su licencia y su certificado médico, justo antes de la verificación técnica de los coches. "La maleta la tengo hecha para Le Mans. Es un reto apasionante y llegamos liderando el WEC tras la victoria en Spa, espero que podamos mantenerlo”, comentó Fernando antes de partir de Montreal, con máximas expectativas rumbo a su mayúsculo desafío en el Mundial de resistencia.

“Hacer dos campeonatos el mismo año me permite optar a todo, así que allí optamos al Mundial de Resistencia y estoy ansioso por vivir la experiencia de las 24 horas de Le Mans. Primero quiero disfrutarlas, porque serán emocionantes, y si podemos optar a la victoria, mejor aún", valoró.

Toyota, a por la victoria

Hace una semana, Alonso ya cubrió la vuelta más rápida en los test oficiales para Le Mans y a la espera de lo que ocurra en los entrenamientos libres y clasificatorios nocturnos de este miércoles, que definirán la parrilla de Le Mans, las sensaciones no pueden ser mejores. De momento y a diferencia de lo que ocurre con McLaren en la F1, donde lleva cinco años sin ganar, Fernando está avalado por la certeza de contar con el mejor coche, el poderoso LMP1 de Toyota

El asturiano, que comparte la unidad número 8 de Toyota con los experimentados Sebastien Buemi y Kazuki Nakajima, se impuso hace un mes en su primera carrera al volante del TS050 Hybriden las Seis Horas de Spa-Francorchaps.

Para Toyota la presión por ganar Le Mans después de las importantes decepciones de los últimos años es muy alta. Esta vez no hay otros LMP1 híbridos que les puedan discutir la superioridad técnica, así que dependen más que nunca de sus propias armas. Sólo un fallo técnico, un accidente o la réplica de los mejores LMP1 privados ( Rebellion,  SMP Racing ...) pueden impedir que el constructor japonés, con dos coches en parrilla, no reine en la 86ª edición de las 24 Horas.  

Alonso confía en sus posibilidades para la carrera de este fin de semana: "Me siento preparado. Como equipo hemos trabajado muy duro juntos para estar listos y creo que estamos en una posición fuerte; estamos tan preparados como podríamos estar", afirma. Es consciente de que está ante una oportunidad única para conquistar un triunfo de prestigio y que le situaría a solo un paso de la soñada ‘triple corona’ (Mónaco, Le Mans e Indianapolis). "Estoy disfrutando de ser parte de un equipo fuerte y unido. Es emocionante preparar mis primeras 24 horas de Le Mans y experimentar este alucinante evento en este icónico circuito, se siente especial. Va a ser una semana muy emocionante hasta que lleguen las 24 horas", añade Alonso.

Mientras tanto, McLaren sigue sin solucionar sus problemas para poder ofrecerle a Alonso un coche competitivo. A sus 36 años, la carrera del bicampeón del mundo español en la Fórmula 1 parece estar tocando a su fin. Y aunque Fernando insiste en que pase lo que pase este domingo en Le Mans no cambiará su compromiso con la F1, lo cierto es que su cara, la ilusión que transmite en esta aventura, nada tiene que ver.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil