Sport.es Menú

Espectacular victoria de Alonso y Toyota en las 1.000 Millas de Sebring

El asturiano, formando equipo con Buemi y Nakajima, ha ampliado su ventaja al frente del WEC a 15 puntos

Un toque de Kobayashi (Toyota #7) con un Aston Martin doblado dejó vista para sentencia una carrera que el #8 dominó de principio a fin

Alonso reforzó su liderato en el WEC al ganar las 1.000 Millas de Sebring | EFE

Fernando Alonso, Sébastien Buemi y Satoru Nakajima han sido los brillantes ganadores de las 1.000 Millas de Sebring, sexta prueba del WEC, y han dado un importante paso en sus aspiraciones de conseguir el título mundial de Resistencia. El Toyota #8 dominó la carrera de principio a fin, con autoridad y sin apenas ser inquietados por su ‘hermano gemelo’, el Toyota #7 de Mike Conway, Kamui Kobayashi y José María López. El podio lo completó el SMP Racing #11.

El triunfo se gestó en la calificación, donde Fernando Alonso se marcó una vuelta estratosférica que supuso un nuevo récord de SebringSalir desde la pole position –la salida es lanzada- ha sido determinante para que Buemi, que habitualmente es quien gestiona la arrancada, se hiciera con el mando de la prueba desde la primera curva y pasase a liderar una carrera en la que han mandado en todo momento.

El triunfo en las 1.000 Millas de Sebring ha supuesto también un espaldarazo en las aspiraciones de Fernando Alonso de sumar su primer título mundial de Resistencia. El asturiano, junto a Buemi y Nakajima, han aumentado su liderato en la clasificación del WEC y salen de Estados Unidos con 15 puntos de ventaja a falta de dos carreras, Spa y las 24 Horas de Le Mans.

Más líderes

La puntuación cambia en función de la longitud de la prueba y por ello esta carrera otorgaba 32 puntos en lugar de los 25 habituales –en Le Mans el vencedor se lleva 38 puntos- por 23 el segundo clasificado. A los 9 puntos conseguidos por llevarse la carrera, habría que sumar otro adicional por la pole position, sumando los pilotos del Toyota #8 un total de 135 puntos por los 120 de los pilotos del #7.

Además de lo que ha representado la victoria en puntos para el campeonato, hay que destacar que representa un cambio de dinámica de las últimas carreras. Alonso-Buemi-Nakajima ganaron las dos primeras –Spa y Le Mans-, fueron descalificados en Silverstone los dos coches por irregularidades técnicas y en las dos últimas carreras antes de Sebring –Shanghai y Fuji- habían sido Conway-Kobayashi-López los vencedores.

La carrera quedó vista para sentencia cuando se llegó a su ecuador, en la vuelta 148, cuando el argentino José María López sufrió un toque contra el Aston Martin de Jonny Adam al que estaba doblando. A raíz del incidente tuvo que hacer una parada suplementaria en boxes para cambiar el cubre motor y el anclaje que le aguanta al chasis, estando 4 minutos parados. En el incidente perdieron, prácticamente, un par de vueltas para reparar y todas sus aspiraciones a la victoria, además de que el coche quedó dañado en su fondo plano.

Sobresaltos

Fueron unos minutos de sobresaltos, ya que poco antes el Rebellion Racing #1 sufrió un trompo y en su intento de retorno a pista, dando marcha atrás, estuvo a punto de impactar con varios coches, provocando que se mostrara una bandera amarilla. Por otro lado, Sébastien Buemi, poco después del incidente de López, tuvo una ligera salida a la hierba que hizo saltar las alarmas en el Toyota #8. A partir de ahí, con dos vueltas de ventaja, la carrera transcurrió con normalidad hasta que faltaban 20 minutos.

En el último tramo de estas 1.000 Millas -faltaban 20'- empezó a diluviar y la emoción regresó a la pista por la incertidumbre del resultado en condiciones de mojado, en las que es más fácil cometer un error. De hecho, había previsión de lluvia a partir de la tercera hora, aunque aguantó hasta el esprint final. El caos provocó el accidente de Duval, que se estrelló contra el muro y provocó la salida de un safety car, que ya se mantuvo en pista hasta el final.

En cuanto al resto de categorías hay que señalar que en LMP2 los vencedores fue el Jackie Chan DC Racing #37, que fue cuarto absoluto, por delante del Signatech Alpine Matmut #36 y del DragonSpeed #31. En LMGTEPro la victoria fue para el Porsche GT Team #91, seguido del BMW Team MTEK #81 y del Ford Chip Ganassi Team UK #67. En esta categoría hay que destacar que Miguel Molina (Ferrari) fue sexto y Antonio García (Corvette), octavo. Por último, destacar que el equipo Dempsey - Proton Racing #77 se impuso en la categoría LMGTEAm.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil