El Circuit de Barcelona, una 'burbuja' anti-Covid

El 50º aniversario del Gran Premio de España se disputa a puerta cerrada y bajo estrictos protocolos

El repunte de casos de coronavirus en Barcelona en julio hizo que se intensificasen las medidas

El GP de España arranca bajo grandes medidas de seguridad
El GP de España arranca bajo grandes medidas de seguridad | Circuit de Barcelona

La Fórmula 1 tuvo que parar su engranaje en el último minuto tras los positivos de coronavirus que arruinaron la inauguración del Mundial en el GP de Australia, en marzo, y pudo regresar a principios de julio en el Red Bull Ring de Spielberg después de convertir el circuito y su área circundante en una auténtica 'burbuja' anti-Covid. Desde entonces, todo el personal con acceso (restringido) al paddock debe acreditar que está libre del virus y antes y durante cada gran premio se hacen miles de test.

El sistema funcionó con precisión en Austria y también en Hungría, donde se detectaron y aislaron dos positivos. En vísperas del GP de Gran Bretaña se conoció el primer positivo de un piloto, el mexicano Sergio Pérez, que regresará a la pista este viernes en Barcelona tras perderse el doblete en Silverstone.

Tras el éxito del dispositivo, la FIA y la F1 mostraron su preocupación por el alarmante aumento de rebrotes en Barcelona, pero las autoridades catalanas y los responsables del Circuit les trasladaron la máximas garantías de cara al Gran Premio de España.

'BURBUJA' EN MONTMELÓ

Entre los protocolos de seguridad y sanidad que han convertido el Circuir de Barcelona-Catalunya en un fortín destaca un sistema pionero de reconocimiento facial y de cámaras térmicas para acceder al recinto.

Se tratra de un proyecto desarrollado conjuntamente con el Departament de Polítiques Digitals, a través del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) de la Generalitat de Catalunya y T-Systems que permite tener controlado el acceso al Circuit a partir del reconocimiento facial del personal asistente, así como la monitorización mediante cámaras térmicas de la temperatura de dichas personas.

Así mismo, el trazado barcelonés ha trabajado mano a mano con la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y la Fórmula 1 para implantar un estricto protocolo de actuación, no sólo durante los días de Gran Premio, sino durante los días previos. Todos los presentes se dividen por zonas, es decir, los equipos humanos se clasifican y agrupan según la tarea y su lugar de desarrollo, para reducir el riesgo de contagio

Las pruebas de detección del virus se llevan desarrollando desde hace unos días y seguirán haciéndose hasta el final del Gran Premio. Además, la F1 ha recomendado evitar las zonas en las que se han tomado medidas restrictivas (Barcelona ciudad y proximidades), además de no viajar en transporte público.

La pista barcelonesa ha trabajado en una serie de medidas y acciones para el desconfinamiento deportivo, de acuerdo con la Secretaria General de l’Esport i de l’Activitat Física de la Generalitat de Catalunya, cuyo objetivo es posibilitar esta vuelta de las competiciones a las instalaciones, minimizando el riesgo de infección. Se recuerda a todo el personal de la F1 el uso obligatorio de la mascarilla en el territorio español , se controla el aforo en zonas comunes del Circuit y obviamente la carrera del 50º aniversario del GP de España se disputará a puerta cerrada.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil