Sport.es Menú

Las vacaciones más felices de Carlos Sainz

Después de la incertidumbre y los cambios de equipo de años anteriores, el madrileño se afianza en la F1

En su temporada de estreno en McLaren se ha convertido en la referencia de la zona media de la parrilla

Carlos Sainz, con sus amigos en Mallorca
Carlos Sainz, con sus amigos en Mallorca | twitter

Doce carreras con McLaren. Un proyecto que empezó con muchas dudas. Un éxito sorprendente. Cuando Carlos Sainz tomó el relevo de Fernando Alonso en Woking pocos esperaban una progresión tan fulgurante. El madrileño, que estos días disfruta de unas merecidas vacaciones en Mallorca, se ha ganado a pulso la condición de lo que en Fórmula 1 se conoce como 'best of the rest' ( el mejor del resto ), al ser el piloto mejor clasificado de entre los que no compiten en las tres escuderías candidatas al título: Mercedes, Ferrari y Red Bull.

Carlos Sainz estaba radiante tras el último Gran Premio de Hungría, donde por cierto, 'senteció' a Pierre Gasly en Red Bull. Terminó quinto por delante del francés y se situó séptimo en la general del Mundial, aunque a solo cinco puntos del piloto galo, que tras este resultado ha sido 'degradado' a Toro Rosso a partir del GP de Bélgica en favor del 'rookie' Alexander Albon.

Un cambio que ha llevado a muchos a preguntarse si en Milton Keynes no se estarán tirando de los pelos lamentando haber prescindido en su día de Sainz, que se formó en la cantera Red Bull, vio limitado su camino hacia el primer equipo después de tres temporadas en Toro Rosso (2015-2017), acabó marchándose a Renault (2018) y a punto estuvo de quedarse sin volante para 2019 hasta que llegó la oportunidad de sustuir a Alonso en McLaren.

Reivindicación

Desde su llegada a Woking Carlos Sainz ha protagonizado actuaciones más que destacables, pero especialmente en las últimas carreras. Comenzó encadenando tres ceros, pero no sucumbió a la presión. No se rindió. El quinto puesto de Alemania y Hungria son hasta ahora sus mejores posiciones con McLaren, lo que le llevó a reconocer en Budapest que "aunque las vacaciones son sanas y necesarias, temo que corten esta buena racha".

En realidad, tiene motivos para estar tranquilo: "Nos sentimos muy satisfechos y orgullosos del trabajo que hemos hecho estos meses en el equipo. Ahora toca descansar, desconectar, para cargar pilas y volver más fuertes", dice el piloto español con vistas a la cita de Spa-Francorchamps (1 septiembre).

El MCL34 ya dio síntomas esperanzadores en pretemporada y a medida que ha ido avanzando el curso ha hecho olvidar a su predecesor, aquel monoplaza que peleaba con suerte por finalizar en el 'top 10' pese las expertas 'manos' de AlonsoSainz y el 'rookie' Norris están luchando con argumentos por el 'top 5'. Un salto cualitativo que hay que atribuir a la ambición de la joven pareja de pilotos de McLaren y al acierto del box en materia de desarrollo y estrategias. Despedir la primera mitad del campeonato como el cuarto mejor equipo de la parrilla era algo que hasta hace poco no entraba en los pronósticos más optimistas. Sus 58 puntos en 12 carreras (42,2 puntos de promedio) y sobre todo, su papel en las dos últimas carreras le han valido el reconociento unánime del paddock.

"Lo hizo todo bien para hacerse con su segunda quinta posición consecutiva. Una gran salida le permitió adelantar dos puestos y supo mantener detrás a Pierre Gasly (Red Bull)", explicaba la web oficial de la F1 sobre la actuación de Sainz en Hungaroring. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil