De la Rosa 'desempolva' la pesadilla de Alonso y Hamilton en McLaren

"El nivel de Fernando y Lewis fue increíble, veía sus datos y pensaba que eran de otro planeta", explica

"A Alonso le sugirieron que Hamilton era más rápido que él... y fue el principio del fin", recuerda

Hamilton y Alonso, en McLaren 2007
Hamilton y Alonso, en McLaren 2007Hamilton y Alonso, en McLaren 2007 | McLaren

Pedro de la Rosa , actual comentarista de F1, fue piloto de Arrows, Jaguar, McLaren, Sauber y HRT, además de ejercer de probador en Ferrari y McLaren en sus útimas temporadas. Eso le permitió ser testigo directo de las 'turbulencias' que se vivieron en el equipo de Woking durante el Mundial 2007, cuando Ron Dennis unió en el box de McLaren al vigente campeón Fernando Alonso y al ambicioso ‘rookie' Lewis Hamilton. Ahora, De la Rosa 'desempolva' los recuerdos de aquel intenso campeonanto en el podcast oficial de la F1, ‘Beyond ox athe grid’.

Sport.es

"Hamilton y Alonso eran la pareja de pilotos posiblemente más fuerte de toda la historia de la F1. ¿Senna-Prost? Siempre pienso que las nuevas generaciones son más fuertes. Ellos son mis héroes, pero el nivel de Fernando y Lewis fue increíble, recuerdo ver sus datos y pensar que eran de otro planeta. No esperaba que la relación explotara y fue una pena, porque los dos juntos hubieran llevado muchos títulos a McLaren", señala De la Rosa.

"Siempre se respetaron en la pista porque sabían que el otro era muy bueno, aunque no lo dijeran en público. Y nunca pasó nada malo en la pista, la lucha era fuerte pero limpia. No se rompió un alerón, fueron dos gladiadores luchando con valentía en los circuitos", opina el ex piloto barcelonés, de 49 años.

 "Eran diferentes, los dos increíblemente rápidos, con un talento enorme. Lewis aprendió mucho de Fernando, hizo una 'masterclass' sobre cómo ser consistente en las carreras y cuidar del coche, no sólo de las telemetrías. Entonces Fernando empezó a notar que la telemetría jugaba a favor de Lewis, y empezó a jugar en los entrenamientos libres para luego ser rapidísimo en clasificación", analiza De la Rosa.

En un momento dado, la rivalidad se convirtió en una pesadilla que hizo saltar el proyecto por los aires: "Fue un año terrorífico. Ron Dennis se equivocó mucho antes de culpar a Alonso injustamente por el ‘Spygate’. Aquello fue la punta del iceberg, porque Fernando ganó en Mónaco gestionando las temperaturas de los neumáticos durante las últimas vueltas, porque teníamos un problema. Se veía en los datos, era increíble lo pronto que frenaba, y Lewis le cogía muy rápido. Fernando iba despacio a propósito y nadie le dijo a Lewis que debían acabar en esas posiciones. A Alonso después le dijeron que esa carrera la debía ganar Lewis. No se lo dijeron de esa manera, pero le sugirieron que el chico era más rápido que él. Y eso le enfadó muchísimo, porque si entiendes de carreras sabes que Fernando podía ser dos segundos por vuelta más rápido… ese fue el principio del final. Se dio cuenta de que no entendían lo que estaba haciendo y a partir de ahí todo fue a peor", lamenta Pedro.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil