Sport.es Menú

Fernando Alonso, Buemi y Nakajima se coronan en las 6 horas de Silverstone

Suman su tercera victoria consecutiva tras remontar 20 segundos de distancia con su coche hermano, el de Conway, Kobayashi y Pechito López

Un problema en el coche #8 cuando lo conducía Najakima ha comprometido la victoria

xortunograf7266 silverstone reino unido 16 08 2018 180819173629
Alonso sigue líder del Mundial del WEC, junto a Buemi y Najakima. | EFE

El Toyota de Fernando Alonso, Buemi y Nakajima logró su tercera victoria consecutiva en el Mundial del WEC tras imponerse en las 6 horas de Silverstone. Tras dos meses de parón desde las 24 horas de Le Mans que ganó el Toyota número 8 del asturiano, el campeonato del WEC celebró su tercera prueba del certamen en Gran Bretaña y la victoria se la llevó Toyota, con otro doblete. Los grandes rivales de Alonso por el campeonato que también son compañeros de equipo (Conway-Kobayashi-Pechito López), quedaron segundos con el coche número 7 seguidos del Rebellion de Beche, Menezes y Laurent que cerraron el podio con la tercera plaza.

Arnau Montserrat

Una salida que ha sido bastante accidentada con un toque en la parte de arriba de la parrilla entre el SMP de Sarrazin y el Rebellion de Beche. El peor parado ha sido Sarrazin que ha caído a la parte de atrás de la parrilla y además ha sido sancionado con un Drive Through por la acción. Una sanción un poco rigurosa en un toque que pareció un lance de carrera.

Los dos Toyota se libraban de los varios toques para empezar a marcar el ritmo en la cabeza de la carrera. Kobayashi gestionó mejor el adelantamiento de los doblados en la primera parte de la carrera que le permitió coger un colchón de más de 3 segundos respecto al suizo Buemi, compañero de Alonso.

Menos mal que la superioridad de Toyota es abismal porque el primer pit stop de los dos coches fue horroroso. Han entrado los dos a la vez, se han parado demasiado juntos y han tenido que empujar a los dos para atrás para tener maniobra de movimiento. La mala noticia de la primera hora de carrera fue el abandono de Aleshin y su SMP por problemas de motor. Era el coche de Jenson Button que se quedó sin correr en casa.

Llegó entonces el primer cambio en la cabeza de carrera tras unas órdenes de equipo que obligaban a Kobayashi dejar pasar a Buemi antes del cambio de pilotos. Tras una hora y cuarto, primer cambio de pilotos en Toyota. Conway y Alonso, los dos hombres más rápidos del fin de semana entraban para el segundo ‘stint’ de carrera.

Tras el cambio de pilotos, el coche de Alonso dejaba pasar de nuevo al de Conway para recuperar el orden de carrera establecido antes de la primera parada. Las distancias entre los dos fueron muy parecías y se movían entre el segundo y medio y los tres de diferencia. Tras dos horas de competición, llegó el primer zarpazo de Alonso.

El asturiano se pegó mucho tras adelantar a los doblados y tras salir de las curvas enlazadas del último sector del trazado de Silverstone, cogió el rebufo y enseñó morro a Conway para mandar un aviso. Tapó de forma excelente el interior el británico para evitar que el Toyota hermano lo pasara.

Tras varias vueltas bajo el régimen de bandera amarilla por suciedad en pista, Alonso pasó al ataque en cuanto volvió la bandera verde en pista. Puso presión sobre Conway arañando décima a décima la distancia y se lanzó al ataque. Tras dos intentos fallidos, Alonso consiguió ponerse por delante ya abrir hueco respecto al Toyota 7.

Sólo un safety car impidió que la distancia entre los dos pilotos en el segundo cambio al volante fuera mayo. El ‘Safety’ acortó distancias pero con la entrada de Nakajima y Pechito López a pista el Toyota 8 seguía líder de la carrera a falta de 3 horas para el final.

Los problemas en el coche de Alonso llegaron con la entrada del japonés en el tercer ‘stint’ de carrera. El japonés no pudo seguir el ritmo impartido tanto por Buemi como por Fernando y Pechito López recortó los cerca de cinco segundos de distancia para devolver el coche 7 a la primera posición. No sólo eso, sino que le clavó 8 segundos de distancia a Nakajima cuando faltaban 2 horas para ver ondear la bandera de cuadros.

No sólo fue un mal ritmo de Nakajima. El LMP1 de Alonso tuvo problemas en la parte frontal de su coche que ha sido sustituida en el cambio de piloto. Buemi y Kobayashi entraban de nuevo al coche cuando faltaban 1 hora 45 minutos para el final. El cambio de morro estabilizó los tiempos y el Toyota de Buemi-Alonso-Nakajima dejó de perder un segundo por vuelta.

Buemi volvió a marcar tiempos parecidos e incluso más rápidos que los de Kobayashi y poco a poco fue recortando la distancia con el líder de la prueba. Parecía que Alonso debía cerrar la prueba pero en la última parada no se produjo cambio de piloto. Buemi salió del box a tan sólo 6 segundos y a Kobayashi se lo ha comido la presión. El japonés se salió de la pista, dañó el fondo plano de su LMP1 y se dejó toda opción de victoria en el piano. Buemi lo pasó poco después y tiró con un ritmo imposible para el otro Toyota.

Sombrero para Buemi que realizó una parte final de la carrera para enmarcar y cerró la victoria para el coche número 8. Fernando Alonso suma su tercerra victoria en el Mundial del WEC y amplía su ventaja hasta los 26 puntos respecto a Conway, Kobayashi y Pechito López.  

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil