Da Costa, campeón virtual de la Fórmula E

El portugués Antonio Félix da Costa, campeón a falta de dos carreras en Berlín

El vencedor confiesa que "estuve a punto de rendirme en mi carrera"

Da Costa y el equipo DS Techeetah, campeones
Da Costa y el equipo DS Techeetah, campeones | twitter

El portugués Antonio Félix da Costa (DS Techeetah) se proclamó este domingo campeón del Mundial de Fórmula E al acabar en segundo puesto la novena y antepenúltima carrera puntuable, disputada en Berlín y ganada por el titular del certamen los dos últimos años, su compañero el francés Jean-Eric Vergne.

Sport.es

Da Costa es el quinto campeón de este certamen FIA de monoplazas eléctricos. Antes lo fueron el brasileño Nelson Piquet (2014/2015), el suizo Sebastien Buemi (2015/2016), el también brasileño Lucas di Grassi (2016/2017) y Jean-Eric  Vergne (2017/2018 y 2018/2019).

El piloto de Cascais, de 28 años, acabó la carrera de este domingo a 497 milésimas de Vergne, que ganó desde la 'pole', un resultado que le garantizó a Da Costa la corona a falta de dos carreras. El podio lo completó Buemi.

Berlín está acogiendo las últimas seis carreras de la Fórmula E, que terminará entre el miércoles y el jueves ya con los dos títulos decididos, ya que el equipo francés DS Techeetah se garantizó este domingo su tercer campeonato consecutivo.

Tras su título en la serie eléctrica, da Costa explicó que "ahora me vienen a la mente los malos momentos, porque estuve algunas veces muy cerca de rendirme, pero gracias a la gente a mi alrededor no lo hice”.

"Qquiero agradecer a los chicos del equipo DS Techeetah, con los que corrí en la primera temporada y que sabían lo que podía hacer, incluso cuando no podía terminar dentro de los 15 primeros, pero que decidieron traerme de vuelta".

Da Costa también agradeció a Vergne por ayudarlo a ponerse al día después de que el equipo BMW Andretti retrasara su salida por una cláusula en el contrato, llevándolo a que solo se pudiera incorporar con su nuevo equipo en los test de pretemporada en octubre.

"Tengo que darle las gracias a Vergne. Es un hueso duro de roer, pero me empujó hasta el final y me ayudó mucho. También es gracias a él que fui capaz de ser tan rápido inmediatamente en este nuevo equipo", comentó.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil