Sport.es Menú

La estrategia de Toyota evita la victoria de Fernando Alonso

Pararon a Kobayashi antes que el asturiano cuando era líder y el Safety Car estaba en pista

Alonso pasó de tener medio minuto de ventaja a estar medio minuto por detrás del coche de sus compañeros de equipo

xortunoepa6292 shangh i china 11 16 2018 el espa ol181118101036
El equipo de Alonso mereció la victoria en pista. | EFE

La lluvia, las banderas rojas y una estrategia de Toyota incomprensible marcaron las 6 horas de Shanghái que se llevaron Conway, Pechito y Kobayashi con el Toyota número 7. Justo por delante del de Fernando Alonso, el gran perjudicado del día. Toyota decidió parar antes a Kobayashi cuando Alonso lideraba la carrera bajo el Safety Car y condenó al coche del asturiano a quedar relegado a la tercera plaza cuando le tocó parar. Salió a medio minuto del otro Toyota que navegó sobre el agua a un ritmo casi imposible de remontar. Pese a eso, Toyota suma otro doblete y Conway, Pechito y Kobayashi la segunda victoria consecutiva.

Arnau Montserrat

Dos banderas rojas en las primeras dos horas impidieron un correcto desarrollo de la carrera al inicio. Las fuertes lluvias que habían caído antes de la carrera habían convertido el trazado en una pista de patinaje, incluso detrás del safety car. Lo escenificó el Rebellion de Laurent apenas 5 minutos después del inicio. Fue el primero en besar el muro tras una salida de pista.

Tras dos intentos fallidos de intentar tener una carrera normal, Shanghái pudo disfrutar de 3 horas de acción en pista en las que pasó de todo. Los dos Toyota entraron juntos al box cuando eran primero y segundo antes de que el safety car abandonara la cabeza de carrera y diera paso a la bandera verde. Una estrategia algo arriesgada que les dejó por detrá del coche de Senna, líder virtual en ese momento. Poco duró el Rebellion delante y los dos Toyota recuperaban su posición con Alonso y Kobayashi conduciendo. 

El asturiano, con pista libre para tirar, devoró el crono en cada vuelta, una lección de pilotaje en mojado. Abrió hueco respecto a su compañero de equipo hasta pasados los 20 segundos de margen. Todo para nada. El coche de Tom Dillmann se incendiaba por la parte de atrás y lo tuvo que dejar en medio de la pista obligando la salida del safety car. El medio minuto de ventaja se esfumaba vuelta a vuelta y entonces llegó Toyota y la acabó de liar. Llamaron a box a Kobayashi, que era segundo, antes que el 8 de Fernando Alonso, líder de la carrera. Eso provocó que el japonés tuviera una vuelta limpia, donde se pudo reenganchar al grupo a velocidad normal mientras el safety seguía en pista. 

Alonso paró después y pasó de la primera a la tercera posición. A medio minuto de sus compañeros de equipo que veían como la bandera verde volvía a pista y se encontraban con el liderato. Alonso pasó rápidamente al SMP de Aleshin pero con poco tiempo de margen para intentar recuperar los 31 segundos que separaban a los dos Toyota. De manera incomprensible Toyota no paró a los dos coches a la vez, tal y como llevaba haciendo hasta ahora. Se encargaban de hacer un 'under cut' a su propio piloto. Una decisión que puede traer cola y ser decisiva en el campeonato mundial. El asturiano apretó en sus últimas vueltas y dejóa la ventaja a 20 segundos cuando se subió Nakajima en el coche 8 y Conway en el 7. Pararon los dos a la vez para hacer el cambio. Lo normal. 

El cambio de pilotos fue nueve segundos más lento el de Alonso con Nakajima que el de Kobayashi con Conway. La diferencia subía de nuevo a los 29 segundos y casi de forma definitiva. Casi porque la lluvia le puso picante al final de carrera. Nakajima hizo un trabajo extraordinario y rebajó la distancia hasta los siete segundos justo antes de la última parada. Toyota sí que paró en esta ocasión a los dos coches en la misma vuelta y todo el trabajo del japonés se fue al traste de nuevo. La ventaja subía a los 22 segundos.

Pero a falta de 20 minutos un accidente de Isaakyan puso patas arriba la carrera. Conway se ponia a tiro de nuevo para Nakajima pero la política de Toyota dice que la carrera dura hasta la última parada en boxes. A partir de ahí, los dos coches se quedarán en la posición que están y no se podrán pasar. Así fue. La bandera verde no cambió nada en las primeras posiciones y Conway cruzó la meta en primera posición seguido de Nakajima con Petrov tercero. 

El equipo de Alonso sigue en primera posición en el Mundial con 5 puntos de ventaja respecto al de Conway, Pechito y Kobayashi. Más apretado que nunca.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil