Llovera, un piloto discapacitado en el 'top 15' del Dakar

Junto a Marc Torres y Ferran Marco, al volante del Iveco del Team De Rooy, ha estado con los mejores en la categoría de camiones

"Buena parte del éxito que hemos conseguido se debe al buen rollo en la cabina", bromea el andorrano, acostumbrado a romper barreras

Albert Llovera, un héroe del Dakar
Albert Llovera, héroe del Dakar  | fotoesport.com

Albert Llovera-Marc Torres-Ferran Marco, al volante del IVECO del Team de Rooy-Petronas, completaron su espectacular participación en el Dakar 2020, primero en Arabia Saudí, consiguiendo la 14a posición en la última etapa de la prueba y una excelente 15a plaza de la clasificación general de los camiones.

A Llovera, uno de los pilotos discapacitados que rompe barreras en el Dakar, le faltaron 5’ para meterse el 14º puesto de la general el último día. Con todo, la 15ª posición en la general de camiones es un gran resultado. De este modo lo valoraba Albert en la asistencia de Qiddiyah: "Sin duda estamos muy contentos con el resultado y sobretodo de cómo lo hemos conseguido. Cuando nos dijeron que recortaban el recorrido de esta última etapa ya vimos que sería complicado limar los 9’ que nos sacaba nuestro rival para la 14a posición.
De todos modos lo hemos intentado, lo hemos superado, pero nos hemos quedado cortos".

Andrey Karginov vuelve a ganar, 6 años después.
Durante el desarrollo del Dakar Saudí, el dominio de los Kamaz entre los camiones ha sido absoluto, solo el MAZ de Siarhei Viazovich, le pudo superar en una etapa (la 2a) y le hizo frente durante la primera mitad del recorrido. A partir de este instante, en apariencia, tiró la toalla y se dedicó asegurar la tercera plaza del podio, El tercero Kamaz (Sotnikov), Macik y Loprais podían aprovecharse de cualquier error que cometiera.

Al final pues, triunfo de Karginov (46h33’36”), seguido de Shibalov a 42’26”, y Viazovjch a 2h04’42”. La 15a posición de esta clasificación para Llovera a 12h41’06”.    

Albert destaca el buen rollo en el habitáculo del IVECO.

El piloto de Andorra la Vella, se mostraba cansado pero muy satisfecho después de la veintena de días que ha pasado por Arabia Saudí: "Creo que buena parte del éxito que hemos conseguido ha sido debido al buen rollo, no me cansaré de repetirlo, que ha habido en la cabina del IVECO. Con Marc (Torres) y Ferran  (Marco) hemos tenido un feeling excelente, algo que en ocasiones no es fácil. La motivación no ha decaído nunca y esto ha sido decisivo en el momento de afrontar los obstáculos en conjunto".

Otro aspecto importante se ha llevado a cabo en la asistencia, en la llegada de cada etapa: "Por descontado que sí. Ha habido días que he llegado muy cansado. En las etapas duras de piedra, las muñecas han sufrido mucho. Los brazos y manos han ido notando esfuerzo a medida que pasaban las jornadas. La presencia de Jordi (Zaragoza) (osteópata) al final de cada etapa era la salvación. He pasado muchas horas en la camilla con él, calculo que unas 3 horas diarias. Ha sido todo un lujo tenerlo", valora Albert.

En algún momento de la competición, Llovera nos comentó que: Jordi hace un milagro cada día con mi cuerpo. Sin duda, ahora toca la celebración por el éxito conseguido pero a continuación a Jordi le quedará un último milagro como consecuencia del Dakar, se tratará de recuperar al Albert para la temporada “normal” que, a pesar de que ahora mismo no tiene nada concreto, estamos convencidos de que no tardará mucho en decidir su nuevo reto.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil