Sport.es Menú

Las cinco cosas que no debes hacer con tu coche nuevo

Sabemos que, cuando estrenas un coche, tienes ganas de exprimirlo al máximo. Pero mejor que tengas en cuenta estas recomendaciones.

Recomendaciones para un coche nuevo
Recomendaciones para un coche nuevo | MOTOR

Seguro que recordaréis el anuncio que Skoda sacó hace unos meses en el que se veía un chico subiéndose a su coche nuevo, perfectamente impoluto. De repente, por el retrovisor, ve como sus amigos llegan de la playa. En un momento, le llenan el coche de arena con la ayuda del flotador de cocodrilo que les acompaña y de migas de pan del bocadillo que uno de ellos se está comiendo. El súmmum para el conductor es que el amigo que se ha sentado en el lugar del copiloto intente quitar el "plastiquito" que protege la pantalla del coche. Tal y como sucede en este anuncio, apuesto a que alguna vez habéis ocupado el lugar del conductor cuidadoso y, alguna vez que otra, el del amigo pesado. Sea como sea, cuando nos compramos un coche nuevo, es natural que lo queramos disfrutar y cuidar a partes iguales. Por ello debes tener en cuenta ciertas recomendaciones para que tu reluciente vehículo no dure menos que un telediario. Desde Motor Zeta, te ayudamos a conocerlas.

No pisar a fondo el acelerador. Acelerar al máximo con el motor frío puede ser el causante de muchos problemas futuros. De hecho, podría hacer que los pistones se desplacen demasiado rápido por los cilindros y esto, a su vez, hacer que distintas imperfecciones aparezcan en las paredes del motor. Así que hazle un favor al coche y no lo marques de por vida.

No usar el control de crucero. Es poco aconsejable usar el control de crucero del coche, ya que la recomendación es que los vehículos nuevos no circulen a velocidades constantes durante sus primeros kilómetros. Contrariamente, circular por carreteras de curvas o por ciudad nos permitirá jugar con las marchas, algo que beneficiará a nuestro coche a largo plazo.

No conducir distancias cortas. Un viaje corto con un vehículo nuevo no permite alcanzar una temperatura de funcionamiento estable, por lo que es recomendable que los primeros trayectos cuenten con una distancia mínima.

No revolucionar el coche. Mejor que no superes las líneas rojas del tacómetro, aunque siempre deberemos tener en cuenta las especificaciones de cada marca y modelo. Así, el manual de usuario de cada vehículo te informará de las revoluciones aconsejadas para los primeros kilómetros de rodaje del coche.

No frenar muy fuerte. Los frenos también pueden ser sentenciados a una muerte temprana si no se cuidan bien durante los primeros kilómetros de conducción del vehículo. Es importante saber que los sistemas de freno funcionan por fricción, pero que, en los primeros kilómetros que se recorren, los componentes que los forman no están aún al 100%. Por lo que podemos encontrarnos con una respuesta poco intensa por parte de los frenos, algo que puede ocasionar algún que otro incidente en carretera.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil