Sport.es Menú

Nuevo Toyota GR Yaris, un coche de rali para circular en carretera

Toyota desvela la variante extrema del Yaris, con una plataforma modificada, importantes cambios estéticos, 261 CV y tracción total

Toyota GR Yaris
Toyota GR Yaris | TOYOTA

Hace meses que Toyota está generando expectación acerca del que será su segundo modelo GR (Gazoo Racing) tras el Supra, el GR Yaris. El pequeño utilitario recibe ahora esta variante tope de gama que, aunque se llama Yaris, poco comparte con el resto de versiones del utilitario. Ni siquiera la plataforma es la misma. Ahora, en el Salón del Automóvil de Tokio, celebrado entre el día 10 y 12 de enero, la firma japonesa ha desvelado su nuevo deportivo.

Àlex Soler

Desde que se anunció su desarrollo se han ido desvelando algunos detalles que anticipaban lo que finalmente ha sido el GR Yaris. Ya se sabía que tendría tracción total y se especulaba que su motor entregaría una potencia cercana a los 260 CV. Finalmente, la cifra final se queda en 261 CV, una potencia que lo encumbra en su categoría y lo acerca a la ofrecida por deportivos del segmento C como, por ejemplo, el Hyundai i30 N.

Plataforma específica

Pese a situarse en lo más alto de la oferta del Yaris, este vehículo ha sido desarrollado con un propósito: ser capaz de competir. La primera gran diferencia con sus hermanos es su plataforma, que combina la GA-B de la marca en el frontal, la misma del nuevo Yaris, y la GA-C en la trasera, la del Corolla.

Esta configuración permite la instalación del sistema de tracción total GR-Four y, junto con ajustes como la posición del motor, ligeramente más al centro, contribuye a mejorar su estabilidad. De hecho, es esta modificación de la arquitectura la que también permite montar una suspensión trasera de doble horquilla detrás y de tipo McPherson delante con todos sus componentes ajustados para optimizar el rendimiento.

A la vista, el GR Yaris también es distinto, presentándose con una silueta de tres puertas, con un capó sobredimensionado, entradas de aire más grandes y una altura del techo 91 milímetros más baja, que le aporta un aire cupé. En conjunto es mucho más agresivo que el resto de versiones del coche. Componentes como el carbono y el aluminio abundan para reducir su peso hasta los 1.280 kilos.

En el interior no habrá cambios de diseño pero sí se introducirán materiales que acentuarán su carácter deportivo, como el Alcántara o el aluminio. Asimismo, el logotipo de Gazoo Racing aparecerá en el cuadro de instrumentos y el volante.

Vocación ‘offroad’

El nuevo GR Yaris nace gracias a la experiencia de Toyota en el Mundial de Ralis (WRC) con el mismo modelo, siendo desarrollado a partir de los avances en materia de competición para convertirse en un vehículo deportivo muy singular. Así, mientras el GR Supra disfruta en circuitos, el GR Yaris lo hará en la montaña. Además, para los que disfruten más en los trazados se ofrecerá un paquete opcional llamado Pack Circuit, que incluirá un diferencial de deslizamiento tipo Torsen en ambos ejes, una suspensión de alto rendimiento, llantas forjadas de 18 pulgadas y neumáticos Michelin Pilot Sport 4s.

Para cumplir su objetivo, Toyota se ha centrado en cuatro pilares: la estabilidad, la ligereza, la tracción total y su motor. Empezando por el propulsor, el GR Yaris esconde bajo el capó un motor de gasolina de tres cilindres con turbocompresor de 1.6 litros que entrega 261 CV de potencia y 360 Nm de par máximo. Toyota promete haber introducido ajustes procedentes de la competición para maximizar su rendimiento. El motor mandará su potencia al suelo a través de una caja de cambios manual de seis velocidades diseñada para soportar niveles altos de par.

Por otro lado, la estabilidad y la ligereza se consiguen mediante los mencionados ajustes en la plataforma y los materiales utilizados para su ensamblaje. En ese sentido, además de asegurar un aplomo digno de coches más grandes, la firma japonesa ha conseguido una relación peso/potencia de 4,9 kilos/CV. De este modo, con una potencia de los deportivos del segmento C, el GR Yaris mantiene el peso de un segmento B, hecho que le permite acelerar de 0 a 100 en 5,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 230 km/h.

Por último, destaca el nuevo sistema de tracción total GR-Four, que permite regular la cantidad de par enviada a cada eje, o a cada rueda si se equipa el Pack Circuit. Para ello, el conductor dispone de un sistema de modos de conducción que actuará sobre la distribución de la potencia. Así, en modo Normal la distribución será del 60:40 con prioridad en el eje delantero, el modo Sport variará al 30:70 y el modo Track, diseñado para dominar la montaña, mandará la mitad del par a cada eje.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil