Honda CB 500 X, una aventura apasionante

Honda CB 500 X

Galería5 fotos

12/10/2016 - sport

Honda CB 500 X, una aventura apasionante

/

X

La segunda generación de la polivalente Honda CB500X ha sido una de las grandes novedades de este año, un modelo con una estética y equipamiento mejorados. La CB 500 X continúa siendo una referencia obligada para aquellos usuarios con el carnet A2 y que les guste el concepto ‘crossover’, es decir, un modelo desarrollado a partir de una moto de carretera pero pero con las suspensiones de mayor recorrido y una imagen aventurera sin que su orientación sea para un uso fuera del asfalto. 

Sergi Mejías

Parte de las novedades se dejan notar en la adopción de luces led, que mejoran la seguridad pasiva mientras que la pantalla derivabrisas es algo más grande que su antecesora y optimiza la protección aerodinámica.

IMAGEN DINÁMICA

Ahora rezuma una imagen más juvenil y de moto de mayor cilindrada. El semicarenado y la pantalla derivabrisas ganan volumen para ofrecer al usuario una mejor protección aerodinámica. El cuadro de instrumentos, ya conocido, es totalmente digital aunque se echa en falta el indicador de la marcha insertada, ideal para posibles usuarios que dan el salto a la moto grande con la CB500X.

El confort en este modelo es un valor añadido. El manillar, el asiento y los estribos dibujan una ergonomía como en una moto trail. A su grupa vamos sentados con la espalda recta, las piernas sin forzar las rodillas y los brazos abiertos hacia su ancho manillar.

Una vez en marcha, la Honda CB500X transmite una agradable sensación de facilidad de conducción desde el primer momento. La altura del asiento de 810 milímetros junto a su estrecho sillín nos permite hacer pie con facilidad, ayudando al maniobrar en parado o cuando circulemos por la ciudad, detalle para los usuarios con menos experiencia.

MOTOR ELÁSTICO

El motor, con una potencia de 47 CV, resulta realmente divertido. Puede que comparándolo con otros modelos de mayor cilindradar dé la sensación que la potencia sea justa pero la realidad es que la CB500X los sabe aprovechar, siempre que juguemos un poco con el cambio de marchas. Otro detalle importante es el bajo consumo pues en esta prueba apenas superó los cuatro litros cada 100 kilómetros con una autonomía de más de 400 kilómetros sin repostar.

La Honda CB500X hace gala de una buena agilidad y facilidad de conducción para disfrutar de una carretera de curvas desde el primer momento aunque la suspensión es algo blanda en conducción deportiva. Y la frenada, con un disco de 320 milímetros delante y asistida con ABS, cumple con creces.

El precio es de 6.249 euros y resulta atractivo para un modelo que está disponible en color negro, blanco, rojo y negro mate. Además, el Honda Plus Options ofrece seguro a todo riesgo y recompra a los tres años.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil