Debut a lo grande: dos goles y una asistencia para Pozuelo

Debut a lo grande: dos goles y una asistencia para Pozuelo

El español fue la figura de su equipo
El español fue la figura de su equipo. (AFP) | AFP

El español fue la figura en la victoria del Toronto FC

El ex Genk llego como la transferencia más costosa en la historia de la MLS

El centrocampista español Alejandro Pozuelo hizo un debut triunfal en la Liga Profesional de Fútbol de Estados Unidos (MLS) al conseguir dos goles y dar una asistencia en la goleada por 4-0 de su nuevo equipo, el Toronto FC, ante el New York City FC, en partido correspondiente a la quinta jornada de competición.

Pozuelo, de 27 años, llegó este mismo mes como el fichaje estrella del Toronto FC después de que el equipo se quedara sin el español Víctor Vázquez y el delantero italiano Sebastián Giovinco.

Desde las primeras acciones del partido, Pozuelo, que llega procedente del equipo belga KRC Genk, en una transferencia que ha costado 11 millones de dólares, la tercera mayor en la historia de la MLS, mostró su clase.

Pozuelo protagonizó en el minuto 29 una jugada excepcional al recibir en carrera el pase que le puso otro hispano, Jonathan Osorio, para llevarse con él a tres defensores del equipo rival y ya dentro del área dio un pase perfecto con la pierna izquierda al delantero internacional Jozy Altidore para que marcara.

Segundo tiempo para los goles

En la segunda parte llegó la exhibición goleadora de Pozuelo al marcar, en el minuto 58, a lo Panenka un penalti señalizado por el árbitro por una falta del peruano Alexander Callens.

El dominio y la ventaja de 2-0 permitió a Pozuelo y el resto de sus nuevos compañeros del Toronto FC darle toda una lección de fútbol al equipo neoyorquino que dirige el entrenador español Domènec Torrent.

Pero sería de nuevo Pozuelo el que dejase a todos admirados, cuando al minuto 78, tras seguir de nuevo en carrera la jugada de ataque de su equipo, recibió el balón de Osorio y, tras penetrar en el área, se lo colocó al pie izquierdo y sacó un disparo suave, bombeado, con un efecto perfecto para que se colase por toda la escuadra izquierda del marco de Johnson.

Tras el gol, el entrenador del Toronto FC, Greg Vanney, decidió que Pozuelo se merecía el descanso y lo cambió por el local Jay Chapman, quien se quedó con la inspiración goleadora del jugador sevillano y a los 83 marcaba el definitivo 4-0 con asistencia del defensa brasileño Auro.

Mientras que el Toronto FC se convertía en el nuevo líder de la Conferencia Este con marca perfecta e invicto de 3-0-0 y nueve puntos además de haber conseguido 10 goles y solo tener tres en contra.