Willian-Barça: Ahora o nunca

Desavenencias económicas han imposibilitado que haya podido vestir la casaca azulgrana, pero a partir de julio ya no existe ninguna barrera

El Barça ya sufrió su poderoso tiro de media distancia hace dos temporadas en Stamford Bridge

Willian conectó una tremenda volea ante el Lille | MEDIAPRO

Aquello de “cuando el río suena, agua lleva” no se ajustaría precisamente a la historia reciente (y no tan reciente) entre Willian y el FC Barcelona. Porque el ruido del líquido elemento ha existido siempre e incluso el propio futbolista ha manifestado en más de una ocasión su interés de jugar algún día en el Barça, pero jamás se ha podido concretar. Hasta la fecha.

Desavenencias económicas entre Chelsea y la entidad azulgrana han supuesto un imposible para que la operación se pudiera realizar, pero a partir del 30 de junio se abre un nuevo escenario que el Barça podría aprovechar para, de una vez por todas, traer al brasileño al Camp Nou. Cierto que ya no está en ese punto álgido de hace un par de años, pero sus 31 primaveras aún lo hacen muy apetecible en el mercado. Con un valor de mercado cercano a los 30 millones de euros, es una pieza codiciada que puede actuar como interior e incluso en posiciones más adelantadas. Posee una gran visión de juego, un último pase muy buscado en la actualidad y un golpe de media y larga distancia que ya sufrió el cuadro azulgrana hace un par de temporadas en eliminatoria de Champions en Stamford Bridge.

Willian, en un lance contra el Barça de hace dos años | EFE

PRIMAS Y CONTRATO

Para convencer al Willian, que como hemos comentado finaliza contrato y tiene cierta prisa para ligar su futuro próximo, entrarán en juego los factores de siempre en estos contextos: un contrato largo (algo que priorizan los futbolistas que pasan de los 30) y las consiguientes primas o bonificaciones tanto para él como para sus representantes para hacer ‘oídos sordos’ conel resto de propuestas que, con toda seguridad, estarán llegando por hacerse con sus servicios.

“Todos saben que mi contrato termina en unos pocos meses, por lo que la renovación es realmente difícil. Creo que será muy difícil para mí renovar porque Chelsea me ofreció dos años más y yo pedí tres. La cosa quedó así y ya no hablamos más”, ha comentado recientemente el brasileño. Es el último tren para que el Barça se haga con él y cumpla por fin con este viejo objeto de deseo...

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil