Kanté, ni Barça ni Madrid

El futbolista mejor pagado de la historia del Chelsea no quiere moverse del conjunto londinense, según 'goal.com'

Las lesiones no le han permitido brillar esta temporada y quiere convencer a Frank Lampard cuando vuelva el fútbol

No está siendo, no cabe duda, la mejor temporada de N’Golo Kanté en el Chelsea. Tres lesiones, la última antes de que el fútbol se paralizara por el coronavirus, le han impedido brillar con la continuidad y la solvencia de las últimas temporadas. Pero precisamente recuperar el protagonismo en el equipo ‘blue’ es el gran objetivo del internacional francés, pese a los rumores que le acercan al Real Madrid o al Barcelona. El Chelsea podría ponerlo en el mercado, pero el futbolista piensa resistirse.

sport.es

N’Golo Kanté tiene contrato con los ‘blues’ hasta 2023 y su objetivo es cumplirlo. Según una información de ‘Goal.com’, el campeón del mundo prefiere seguir en el Chelsea. El Real Madrid sería el equipo que más estaría apretando, por ser del gusto del técnico madridista, Zinedine Zidane, pero Kanté no quiere tener un papel secundario en el cuadro blanco y es consciente de que Casemiro es inamovible.

Cobra 331.000 euros semanales

Kanté llegó al Chelsea en verano de 2016 procedente del Leicester por unos 36 millones de euros al cambio. Venía de hacer campeón de la Premier League a los sorprendentes ‘foxes’ y se identificó muy rápido con su nuevo club. No defraudó y fue creciendo con el paso del tiempo. La primera temporada jugó 41 partidos; la segunda, 48; y la tercera 53. Indiscutible hasta que llegaron las lesiones. Esta campaña solo ha podido 22 de 42 encuentros posibles y ha perdido el puesto en detrimento de la dupla que forman en el doble pivote formada por Kovacic Jorginho.

Pero Kanté no ha perdido caché en el Chelsea, es el futbolista mejor pagado de la historia de la entidad ‘blue’ y se siente en deuda con unos aficionados que le idolatran. En septiembre pasado, fue el invitado sorpresa en la boda de la hija de un conocido aficionado ‘blue’.

Kanté percibe 331.000 euros semanales, lo que supone unos 17 millones de euros anuales, una cantidad muy elevada que, además, sería prácticamente inasumible para el Barça si quisiera ficharlo. Pero el parisino no está, ni mucho menos, por la labor de moverse del Chelsea y solo piensa en que se reanude la competición y convencer a Frank Lampard. Si las lesiones le respetan, seguro que volverá a tener un papel protagonista en el centro del campo. Quiere seguir en Stamford Bridge.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil