Sport.es Menú

Tiger Woods regresa a la gloria en Augusta

El estadounidense sumó su decimoquinto 'Major' y la quinta chaqueta verde en el Masters, en uno de los regresos más memorables en la historia del deporte mundial

Woods vuelve a ganar un Grande 11 años después de hacerlo en el US Open de 2008 en Torrey Pines y 15 de su último Masters

Tiger Woods conquista el Masters de Augusta 14 años después | Perform

Tiger Woods volvió a escribir una página memorable en la historia del deporte, al imponerse en el Masters  con un total de 275 golpes (-13)  para sumar su decimoquinto torneo Grande, y la quinta ocasión en que se impone en Augusta.

El estadounidense, agazapado toda la vuelta detrás de Molinari, le dio caza en el siempre determinante hoyo 12 del Amen Corner, y después de algunas escaramuzas con otros jugadores que trataron de quitarle el torneo, el ‘Tigre’, con su color rojo favorito de los domingos, empezó a desplegar su mejor juego.

En unos hoyos finales de libro, mostró su dominio en el torneo donde se siente como en casa, para entusiasmar a los miles de aficionados que deseaban su victoria. A sus 43 años demostró que todavía tiene mucho juego por ofrecer.

Se acerca a Nicklaus

Su decimoquinto torneo Grande le acerca a la gran leyenda de Jack Nicklaus, que suma un total de 18. Con ese nivel de juego que ha vuelto a demostrar a pesar de todas sus limitaciones físicas que apunto le llevaron a abandonar el golf, nadie se atreve a asegurar que no ganará algunos más. Un día muy especial para la historia del golf que todo el mundo celebra.

Y es que Woods, que ya había mostrado su disposición a ganar más Grandes en los últimos que había disputado tras regresar de sus cuatro operaciones, llegó a Augusta completamente convencido de sus posibilidades. Y sus vueltas que fueron mejorando dia a dia (70,68 y 67), le permitieron llegar a la última jornda, preparado para dar el último zarpazo.

Tiger celebra eufórico su victoria en el Masters | AFP

Y cual animal hambriento de victorias importantes, no dejó pasar la primera oportunidad de hincarle el diente a Augusta, y sus cinco chaquetas ya le convierten en una leyenda, todavía muy viva, del golf mundial.

Los últimos nueve hoyos, clave

Como siempre ocurre, el Masters se decide en los últimos nueve hoyos, y ahí, el estadounidense se siente más cómodo que nadie. Tras arrancar con tres birdies y dos bogeys en los primeros nueve hoyos, la diferencia llegó en los nueve últimos.

Superó con par el temido par 3 hoyo 12 del Amen Corner, y cogió carrerilla con birdies en los hoyos 13,15 y 16 que le dejaban en el liderato en solitario con -14. Si lograba un nuevo birdie en el 17, sentenciaba el torneo, con Brooks Koepka, dándose las últimas opciones en el 18.

Con un silencio sepulcral en el green del 17, Woods no pudo certificar el triunfo al acabar al par, aunque le quedaba el siempre reconfortante 18, para sentenciar el triunfo. Koepka no pudo situarse con -13 al cerrar su vuelta, y Tiger, con el torneo en el bolsillo, recibió toda la ovaciòn de los afortunados aficionados, que vivieron un momento histórico.

Molinari, la gran decepción

La decepción fue para el italiano Francesco Molinari, que tuvo la vuelta en control en los primeros nueve hoyos, pero descarriló en los segundos nueve, y todo se derrumbó en el Amen Corner, donde cometió doble bogey en el 12, bogey en el 13, otro doble bogey en el 15, que ya le alejaron de Woods definitivamente.

Luego, ya se dedicó a tratar de mantenerse en la parte alta, siguiendo los golpes del estadounidense. Dustin Johnson, Chander Schauffele y Brooks Koepka, los tres con 276 golpes (-12) acababan en la segunda posición, aunque todos los focos fueron para el Tigre, que regresa al olimpo de los campeones.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil